Escucha esta nota aquí

Jeanine Áñez dice que el Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) puede hacer con ella “lo que quiera”, pero pide que no se amedrente a su familia. También recomienda a sus aliados “que se cuiden” ante el “abuso” judicial que se comete.

Tras ser trasladada a la Fiscalía, donde se acogió a su derecho al silencio, retornó a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), donde emitió algunas breves declaraciones sobre su actual situación.

“Lo que hay por parte del Gobierno es demostrar que ellos pueden, que amenazan, amedrentan y que apresan a quien quieren”, denunció sobre el proceso que se le sigue por el caso de supuesto “golpe de Estado”, iniciado por una exdiputada del MAS.

La expresidenta lamentó el accionar de la Policía Boliviana, que esta madrugada, tras ser aprehendida, también detuvo a dos de sus sobrinos, que intentaron evitar su captura, y que también serán cautelados en las próximas horas, por haber sido quienes trasladaron a la exautoridad desde un condominio en Trinidad.

Sus declaraciones:


Ha habido abuso a mi familia, han detenido a mis sobrinos que no tienen nada que ver (…) Conmigo pueden hacer lo que quieran, pero no con gente que no tiene nada que ver con política”, recalcó la exmandataria.

Recalcó que “esto fue totalmente arbitrario”, pidiendo a Luis Fernando Camacho, Carlos Mesa y a otras figuras que participaron de las movilizaciones ante las irregularidades en las elecciones de 2019 “que se cuiden simplemente, porque acá estamos con abusivos y con groseros”.

Comentarios