Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez aseguró hoy que mientras siga en la Presidencia realizará un trabajo de gestión sin mirar los colores políticos. La mandataria llegó hasta el municipio de Tiquipaya, en Cochabamba, y en su discurso volvió a cuestionar la gestión del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el ámbito de la salud y de la economía y reiteró que en sus diez meses de mandato logró más objetivos en salud que en "varias décadas".

"Mientras Dios nos de la oportunidad y la fuerza para seguir trabajando, lo vamos a seguir haciendo con un compromiso adicional, trabajaremos para todos los bolivianos, así como hicimos con los bonos, sin mirar colores políticos, porque la necesidad no tiene color político ni ideología. Seguiremos trabajando por todas las familias bolivianas mientras estemos con la posibilidad de hacerlo, no vamos a ver colores políticos ni ideologías, bolivianos somos todos y en ese camino estamos", remarcó Áñez.

La presidenta llegó a Tiquipaya para anunciar proyectos hídricos para el municipio, que a principios de año fue una de las localidades que más sufrió por las inundaciones. Áñez estuvo acompañada de la ministra de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert, y de Gobierno, Arturo Murillo. La mandataria luego informó sobre el trabajo en la crisis sanitaria por el coronavirus.

Áñez volvió a cuestionar la gestión en salud en los 14 años de gobierno del MAS y reiteró que en los diez meses de mandato realizó más objetivos que en "décadas". La mandataria también dijo que Evo Morales dejó una economía "debilitada" y aseguró que tiene un plan para sanar la crisis económica.