Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez llegó esta jornada a Trinidad (Beni) para entregar 11 respiradores, 22 camas de internación, 109 ítems para salud y 21 toneladas de detergente. Instó a que exista coordinación entre los tres niveles de Gobierno, enfatizando que no deben existir colores políticos ni estatus sociales ante la crisis sanitaria por el Covid-19.

“Esto es una responsabilidad compartida, los tres niveles de Gobierno deben estar trabajando porque en una crisis no hay colores políticos, no podemos estar viendo colores políticos ni estatus sociales, riqueza, pobreza, porque el virus no escoge, puede estar en cualquier parte y todos estamos expuestos”, dijo la jefa de Estado.

Esa región del país, luego de Santa Cruz, es la segunda más golpeada por el coronavirus, con 509 casos positivos, 53 decesos y un paciente que recibió el alta, de los 3.372 infectados, 152 fallecidos y 356 recuperados del país.

“Todas las necesidades que tienen en Trinidad, las tienen en todos los municipios del país y es desesperante. Yo comparto esa necesidad y al mismo tiempo, esa frustración de no tener las condiciones lo más rápido que se puede”, admitió la máxima autoridad nacional.

Áñez ratificó que la cuarentena no es un capricho sino una medida para resguardar la salud de la población, debido a que se encontró el sistema de salud “absolutamente olvidado y en una situación precaria”.

“Dios quiera que los respiradores no los utilicemos, pero, sin embargo, ahí están. La persona que esté grave de salud debe tener las condiciones para ser tratada (…) Nos falta mucho más, pero, créanme, vamos a redoblar esfuerzos para tener mejores condiciones en salud, mejor equipamiento”, acotó la mandataria, solicitando mucha fe y señalando que “siempre están en mis oraciones”.

Comentarios