Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez afirmó este lunes que “ha llegado el momento de construir una Bolivia concentrada en la salud”, destacando las acciones asumidas por su Gobierno en medio de la pandemia del Covid-19, que ya superó los 100.000 casos y los 4.000 decesos en el país.

En su discurso por el Día de la Bandera, la máxima autoridad nacional informó que se crearon 7.500 nuevos puestos de trabajo para profesionales en salud, se habilitaron más de 1.000 nuevas camas en nosocomios, 400 unidades de terapia intensiva, se aplicaron más de 170.000 pruebas de coronavirus, se instalaron 30 laboratorios de diagnóstico y se posibilitó la entrega de más de 250 respiradores.

La jefa de Estado manifestó que el país ahora enfrenta tres grandes desafíos; la atención médica a la población, la pacificación democrática y la reactivación económica para la generación de empleos, razón por la que instó a que exista unidad.

Hemos trabajado y seguiremos trabajando por el respeto a la ley, por el diálogo y estos valores son de la unidad, a la cual estamos convocados los que creemos en el rojo, amarillo y verde”, enfatizó la mandataria.

Ratificó que la prolongada cuarentena que vivió el país “ha salvado miles de vidas” y que “el gran olvido ha sido siempre la salud”, reiterando que no debe existir ideologías políticas ni partidos para garantizar el cumplimiento de ese derecho de la población.

Hasta ayer Bolivia registró 100.334 personas infectadas con Covid-19, 4.048 decesos y 36.491 recuperados, siendo Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Beni y Tarija los departamentos más afectados por la pandemia.