Escucha esta nota aquí

Jeanine Áñez le envió este sábado una carta al presidente Luis Arce, en la que sostiene que su mandato constitucional fue reconocido por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y una Ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

La exmandataria afirma que es presa “de la injusticia, del odio, de la persecución política y de una ideología que suplanta los preceptos de la legalidad con la condena anticipada, característica de los regímenes totalitarios”.

En la víspera se conoció una decisión del ente judicial, que no la menciona directamente, pero que da a entender que en 2019 no existió “vacío de poder” y no se cumplió con el procedimiento para la sucesión constitucional, tras la renuncia de Evo Morales.

Sin embargo, la exjefa de Estado, ratifica que la declaración N°001/2020 emitida por el TCP, el 15 de enero de 2020, y la Ley N.° 1270 del 20 de enero de 2020 mediante la cual, la Asamblea Legislativa Plurinacional, conformada por más de dos tercios de parlamentarios del MAS, ratificó la constitucionalidad de su mandato.

La carta:


“Señor presidente, lo invoco a la reflexión y a la reconducción de las acciones ilegítimas e ilegales, abusivas y tortuosas, para que respeten mis derechos y garantías como ciudadana boliviana y como expresidenta constitucional”, agrega.

Áñez ratifica que fue “secuestrada” al ser detenida hace más de siete meses y se considera prisionera en un proceso sin pruebas ni garantías constitucionales y con delitos inventados, al extremo que dentro de las arbitrariedades, el Gobierno llegó a desconocer su mandato como presidenta constitucional.

Comentarios