Escucha esta nota aquí

“No estamos para otra cosa que no sea solidaridad”, afirmó la mañana de este miércoles la presidenta Jeanine Áñez, en su cuenta en Twitter, ante las protestas que se registran en el país contra el cambio de fecha de las elecciones y que cumplen su tercer día.

La jefa de Estado solicita que los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) “piensen en el daño que están ocasionando sus medidas a la salud de los bolivianos”, debido a que se impide el paso de insumos médicos y alimentos, sobre todo al occidente del país.

“Hay mucha gente sufriendo (…) Les pido una vez más que dejen de bloquear y cuiden a nuestro pueblo”, demandó la máxima autoridad nacional, ratificando que se requiere unidad para enfrentar el difícil momento que persiste en Bolivia a raíz del Covid-19.

Diferentes organizaciones, entre ellas la representación de la ONU, solicitan que los sectores afines al MAS movilizados sean permisivos con el paso de ambulancias, cargamentos de oxígeno y medicamentos por los puntos de bloqueo.

Ayer el máximo dirigente de los trabajadores, Juan Carlos Huarachi, manifestó que son más de 70 puntos de bloqueos en todo el territorio nacional, mientras que el Gobierno habilitó un puente aéreo para trasladar tanques necesarios en hospitales.

En la víspera el director de Coordinación con los Movimientos Sociales, Rafael Quispe, anunció procesos penales contra el dirigente cocalero del trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, y el ejecutivo de la COB, por la comisión de cuatro delitos, debido a que promovieron bloqueos en plena pandemia.