Escucha esta nota aquí

La presidenta del Estado, Jeanine Áñez, denunció durante un acto de homenaje a los 23 policías fallecidos en la pandemia del coronavirus, que el MAS, Evo Morales y el candidato presidencial Luis Arce Catacora sabotean la cuarentena y advirtió que los bolivianos tienen dos caminos, seguir esa lógica que dispara los contagios o sumarse a la del Gobierno, que "busca salvar vidas".

En la parte central del acto, se descubrió una plaqueta con las fotos de los 23 policías que fallecieron durante la mitigación de la pandemia del Covid-19. 

El comandante de la Policía, informó que otros 381 uniformados fueron infectados y que 157 ya se recuperaron favorablemente.






La presidenta Áñez, en otro momento, condecoró a un grupo de policías, que recuperados de la enfermedad, donarán su plasma hiperinmune para colaborar en la terapia de pacientes graves. 

La mandataria, antes de iniciar su discurso, manifestó su solidaridad con las familias de los uniformados que perdieron al esposo, al padre, al hermano o al hijo, policías que salieron temprano a cumplir su misión y que no retornaron sanos.  

Dijo que la Policía recuerda el principio cristiano de amar y cuidar al prójimo. Con ese sentimiento, manifestó que el Gobierno determinó la cuarentena para salvar  vidas. 

También indicó que en los últimos tres meses el Ejecutivo equipó hospitales, creó ítems, compró medicinas e insumos médicos por mucha más cantidad de lo comprado y equipado en muchos años. 

Para ayudar a la economía, recordó la creación de tres bonos, la rebaja de las tarifas de servicios y el congelamiento del pago de intereses y créditos, así como la implementación de otros tres planes para preservar y generar empleos. “La economía es una de las prioridades del Gobierno, hacemos todos los esfuerzos”.

Luego se refirió al MAS. Lamentó que en plena emergencia sanitaria por la pandemia, lo que el país recibe del expresidente Evo Morales y del candidato Luis Arce “son ataques violentos a la democracia”. 

Advirtió que, como “si no hubieran muchos problemas, viene esta gente con sus ambiciones y sus negocios cocaleros y arman un esquema violento de oposición, que de frente utiliza ataques y métodos terroristas”. 

Enumeró hechos como la destrucción de torres de telecomunicación, el bloqueo de carreteras, el secuestro de periodistas, la expulsión de la Policía del Chapare “y así, a sabotear la cuarentena con la consecuencia terrible de que en el Trópico (de Cochabamba) se dispararon los contagios y eso puso en riesgo la salud de todo el departamento”.

Por eso, aseguró que hay dos caminos. “El que ofrece el MAS y su candidato. El de la división y la violencia entre bolivianos, como lo hicieron durante los 14 años, y por el que Evo y sus cocaleros intentan retornar al poder” o la vía "marcada" por el Gobierno, que es “el de la unidad, el de los bonos, el de la reactivación, el de cuidar la salud y el orden, el de la democracia y de la ley, el cuidarnos entre todos”.

Por su parte el comandante de la Policía, general Rodolfo Montero,  resaltó que en junio, mes en que se recuerdan 194 años de fundación de la Policía, la institución honra la memoria de los policías que perdieron la vida en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

“Que el pueblo boliviano sepa que cientos de hombres y mujeres policías ofrendan sus vidas cada día, siempre estamos dispuestos a enfrentar a grupos violentos, narcotraficantes, delincuentes”, y lamentó las agresiones recibidas por los uniformados en los últimos meses.

Luego habló del enemigo invisible, “somos testigos del riesgo que tenemos de perder esta lucha, pese a los esfuerzos del Gobierno, por la ligereza y falta de cuidado de las personas. Si no se rectifica esa actitud, se puede transitar hacia un peligroso camino de suicidio nacional", manifestó. También se solidarizó con las familias afectadas.