Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez se trasladará este miércoles, 16 de septiembre, a la Chiquitania para supervisar las labores de mitigación de los incendios forestales y anticipó que se buscará ayuda internacional para sofocar el fuego si es necesario.

En un breve contacto con medios de comunicación tras un acto público en La Paz, la mandataria ratificó que en las próximas horas se abrogará el decreto supremo que en su momento promulgó Evo Morales, que autoriza las quemas, a la par de dictar la declaratoria de emergencia nacional.

“Vamos a presentar un decreto de abrogación de la norma que aprobó Evo Morales y he instruido al ministro de Defensa que se vaya a la zona y trabaje, si es preciso, buscaremos ayuda internacional. No puede suceder lo que pasó el año pasado”, afirmó la autoridad.

Enfatizó que se asumirán todas las acciones necesarias para combatir la contingencia, que afecta al menos a seis municipios de Santa Cruz y consumió, hasta agosto, casi un millón de hectáreas.

Actualmente, siguen vigentes la Ley 741 y el Decreto Supremo 3973, que fueron aprobados por el Gobierno del MAS, y que legalizan las quemas y autorizan la ampliación de la frontera agrícola, en el entendido de que impulsaban la economía extractiva que daña el medioambiente.

Según un informe de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), de enero a agosto de este año se incendiaron más de 900.000 hectáreas en Bolivia. Del total, en Santa Cruz ya se consumieron alrededor de 360.000 hectáreas.