"Exhortamos a evitar un ambiente de confrontación e incertidumbre", señala en un comunicado en el que califica como inadmiibles las agresiones a la prensa

24 de noviembre de 2022, 9:28 AM
24 de noviembre de 2022, 9:28 AM

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) emitió un pronunciamiento en el que “demanda responsabilidad de los actores políticos” en torno al pedido de la realización del censo, y reclama una solución urgente en lo referido a la vulneración de derechos durante el conflicto, entre ellos la violencia hacia el trabajo periodístico y la ausencia de justicia oportuna, hechos que califican como inadmisibles.

“Demandamos responsabilidad en el tratamiento de la agenda inmediata de tareas y atribuciones de funcionarios de Estado y legisladores, y exhortamos a evitar un ambiente de confrontación e incertidumbre que solo contribuye a abrir peligrosas grietas en los cimientos sobre los que se edificó Bolivia en sus casi 200 años de vida como país libre y soberano” expresó en el documento.

La ANP, que representa a los principales medios escritos del país, mostró su preocupación por el conflicto que se originó en el pedido de la realización del censo. Cuestionó que aquello que debía ser un trámite administrativo, “hoy está casi en estado cautivo en el ámbito político y legislativo, donde la gestión de las últimas leyes ha sido de fácil expediente, pero hoy una norma de interés general solo ha encontrado tropiezos e indiferencia de los actores políticos”.

Del mismo modo, observó que la medida de protesta que Santa Cruz lleva adelante, y que este jueves cumple su trigésimo cuarto día de paro, ingresa en lo que describe como un “terreno de incertidumbre, en un estado de virtual abandono de parte de las autoridades nacionales que poco han contribuido a escuchar y resolver una demanda que únicamente debió atenderse con el cumplimiento de la Ley”.

“La ANP expresa su preocupación por la evidente falta de voluntad política para atender y resolver un conflicto que, de continuar prolongándose, puede desbordarse con consecuencias lamentables para el conjunto del país”, advirtió en el pronunciamiento.

Más de una veintena de periodistas y trabajadores medios de comunicación sufrieron agresiones verbales y físicas durante los 34 días de paro en Santa Cruz. Al menos dos llegaron al hospital para recibir curaciones o ser internados debido a las heridas que les fueron inflingidas.