Escucha esta nota aquí

Un total de 32 asambleístas departamentales de Cochabamba han ingresado en un aislamiento voluntario desde el pasado sábado. La decisión surgió luego de que familiares de una de sus colegas, que participó de la última sesión del legislativo, diera positivo a coronavirus.

Dentro del informe que se tiene se sabe que el hermano de una asambleísta falleció el pasado martes y dos días después, su esposa dio positivo a Covid-19.

Esta misma parlamentaria participó ese jueves de una sesión que fue convocada por la Asamblea cochabambina lo que encendió las alarmas entre sus miembros.

Lizeth Beramendi, asambleísta informó que ella y otros de sus 31 colegas, cumplen un aislamiento ante el riesgo de contagio. "Todos los asambleístas estamos en nuestras casas tomando las medidas de bioseguridad;
el personal administrativo también está muy alarmado y ha entrado en aislamiento", indicó a la red Unitel.

Para este lunes se tiene programada una desinfección de las instalaciones de la Asamblea, de los vehículos que usan los parlamentarios y de la sala donde se realizó la sesión, esto para reducir el riesgo de un posible contagio.