Escucha esta nota aquí

Cinco sectores nacionales decidieron unir esfuerzos para realizar un gran debate presidencial que está programado para el domingo 4 de octubre a las 20.00 en el hotel Casa Grande de la ciudad de La Paz. Con la transmisión, se espera llegar a unos cinco millones de ciudadanos votantes.

La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), la Fundación Jubileo, la Universidad Mayor de San Andrés y una amplia Red de Medios de Comunicación de todo el país de los sectores de prensa, radio, televisión y portales digitales acordaron realizar y transmitir en conjunto el referido debate presidencial previo a las elecciones nacionales del 18 de octubre de 2020.

En un comunicado enviado por la CEPB, se asegura que el debate también será transmitido y publicitado por redes sociales como Facebook, Twitter y redes internacionales de televisión.

Basado en resultados de debates recientes en países vecinos, se estima que el debate llegará a una audiencia superior a los cinco millones de votantes bolivianos.

Las instituciones organizadoras decidieron desistir de sus propios debates, renunciando a cualquier tipo de protagonismo, por la importancia que tiene un evento de esta naturaleza para el fortalecimiento de la democracia mediante el voto informado. “Los protagonistas del evento son la democracia, los ciudadanos y los candidatos, no sus organizadores ni panelistas”, aclararon en el comunicado.

El proyecto es incluyente y en ese sentido se invitará a todas las instituciones de prensa, universidades y organizaciones sociales y gremiales que estén interesadas a sumarse a la iniciativa.

La productora de televisión internacional Mediapro estará encargada de la producción del evento y se autorizará a todos los medios de comunicación (televisivos, radiales y digitales) que así lo soliciten a transmitir el debate mediante la señal oficial “limpia” que será emitida sin costo alguno. Los canales podrán poner su “sello” durante la transmisión del debate y habrá espacios para que cada medio pueda colocar, si lo desea, publicidad.

El debate estará normado por un minucioso protocolo que garantizará la imparcialidad del evento para todos los candidatos.

El objetivo de esta iniciativa es el de ofrecer un espacio para que los candidatos puedan debatir y presentar sus principales ideas y propuestas a los electores bolivianos en un marco de respeto e igualdad de condiciones.

Los organizadores ya han cursado invitaciones a participar a los ocho candidatos presidenciales registrados oficialmente ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE). A los candidatos y candidatas Jeanine Añez (de la alianza Juntos), Luis Arce (MAS-IPSP), María Cruz Bayá (ADN), Fernando Camacho (Creemos), Chi Hyun Chung (FPV), Feliciano Mamani (PAN-BOL), Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) y Jorge Quiroga (Libre21).

Los moderadores serán los periodistas Tuffí Aré y Miriam Claros, de reconocido prestigio. Los temas a ser abordados están siendo definidos por el comité organizador en función de su importancia nacional.

El orden de aparición, ubicación en el escenario y orden de formulación de preguntas a los candidatos se determinará mediante un sorteo efectuado de manera pública.

La iniciativa surge por la necesidad de recuperar la sana práctica del debate que fortalece la democracia, siguiendo el principio de que una ciudadanía mejor informada acerca de las propuestas de los candidatos tomará decisiones también más informadas a la hora de votar.