Escucha esta nota aquí

Este viernes, apareció una supuesta carta de Noemí Meneses, la joven a la que se le vincula con el expresidente Evo Morales, acusado de estupro y trata y tráfico de personas. La misiva está dirigida a la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, donde denuncia haber sido maltratada por la policía, de haber sido obligada a declarar que era chica de Morales y de soportar una persecución política.

“Me acusaron de ser cómplice de sedición y terrorismo bajo órdenes de Evo Morales. Señora Defensora, he sido víctima de acoso policial. Eran varios policías que en todo momento me tildaban de mentirosa, me insultaban, me decía malas palabras”, señala Noemí, en una de las cuatro páginas de su carta.

Más adelante cuenta: “Se reían de mí, me decían que diga que eres su chica de Evo, que viajaste a México y Argentina. Me dijeron que, si no decía todo lo que ellos me imponían, me iban a procesar por sedición y terrorismo. Me obligaron a declarar bajo presión sin abogado sólo los agentes y la policía. En ese momento me sentí mal, amenazada y acosada. Lloré mucho de impotencia. En todo momento me dijeron que me iban a enviar a la cárcel de La Paz como a mi hermana mayor”.

Menciona que su casa fue intervenida de forma conjunta, por 15 efectivos policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).

La carta, fechada el 21 de agosto, fue dada a conocer, la tarde de este viernes, por la página de Facebook “Detrás de la Verdad” donde aparece la imagen del periodista de Gigavisión, Junior Arias.

De acuerdo a un comunicado La Defensoría del Pueblo informó que, vía correo electrónico institucional, recibió la jornada de este 21 de agosto, una nota que en el pie de la misma lleva el nombre de la ciudadana Noemí Meneses. "La Institución, conforme a procedimiento, verificará la veracidad de la autoría del documento y si corresponde procederá a su atención en el marco de la Ley N° 870", reza el comunicado.

Acoso diario

La joven dice ser estudiante universitaria y en su carta, parece manejar muy bien la jerga judicial. Manifiesta encontrarse en una situación muy delicada psicológica y emocionalmente y no sabe dónde acudir porque se siente acosada diariamente por la policía, funcionarios del Ministerio de Gobierno, por la televisión, por la prensa y las redes sociales.

“Con un ataque contra mi vida, han expuesto mi privacidad y mi dignidad como mujer. Temo mucho por mi seguridad y la de mi familia. Acudo a usted por temor a mi propia vida y también la vida de mi familia quienes también son víctimas de este acoso diario, institucional y mediático que empezó con una detención ilegal”, señala.

Noemí recuerda las detenciones en la Fuerza especial de Lucha contra el Crimen (Felcc) de Cochabamba y acosos policiales que sufrió desde el pasado 6 de julio, cuando habría sido detenida ilegalmente junto a sus hermanas y del secuestro de sus celulares.

La carta no aclara en ninguna de sus partes, la relación que hubiera podido tener, con el expresidente Evo Morales. Pero afirma que fue agredida en su privacidad. Acusa que han mentido sobre su vida, destruyendo su dignidad de mujer y apunta a las redes sociales y a los medios de comunicación donde “están manejando mi identidad a su antojo y por hacer daño políticamente a terceras personas, han sido capaces de lo peor, sin importar la integridad y la dignidad de las personas”.