Escucha esta nota aquí

¿Han podido estar tranquilos viendo las imágenes que acompañan esta denuncia de la APDHB? El cuestionamiento de Amparo Carvajal (foto) apunta al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa. A través de una carta desde la entidad piden que la expresidenta  Jeanine Áñez y los demás detenidos, "que sufren persecución política, se defiendan en libertad".

Carvajal, actual presidenta y representante legal de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), sostuvo que casi seis meses después del encarcelamiento de Áñez y una serie de fotografías que fueron enviadas sobre su situación actual, el escenario cobra un hondo significado que también alcanza a la ciudadanía boliviana.

En este sentido, pidió a Lanchipa que vea su responsabilidad histórica por el momento que está viviendo Bolivia y le exigió un actuar justo y ecuánime para que se abra la posibilidad de que las personas investigadas por los hechos de octubre y noviembre de 2019 se defiendan en libertad.

También se adjuntó una denuncia de delitos cometidos durante la gestión de Juan Evo Morales, donde se detallan violaciones a los derechos humanos contra indígenas, discapacitados y familias que llegan hasta la APDHB pidiendo justicia.

En los últimos días se dio a conocer el deterioro de la salud de la expresidenta Jeanine Áñez. Su propia hija, Carolina Ribera, expuso que su madre perdió más de 10 kilos y que sus problemas cardiológicos y de hipertensión se agudizaron dentro del penal de Miraflores, donde deberá permanecer recluida mientras se impulsan las investigaciones en su contra por supuestos delitos de terrorismo, sedición y conspiración.

Entre lágrimas, Ribera ha reiterado en diferentes ocasiones que la justicia oculta el verdadero estado de salud de su mamá y expuso que su vida corre peligro al no recibir atención. También denunció que el encarcelamiento de Áñez es un trofeo político de la actual administración estatal que busca amedrentar a la oposición.

Lea la carta completa:

Comentarios