Escucha esta nota aquí

Las seis personas que fueron aprehendidas la noche del jueves, portando dinamita, se acogieron a su derecho al silencio en su declaración informativa ante la Fiscalía de La Paz. El Ministerio Público los imputará por portación de armas, delito que tiene un sanción de entre 25 y 30 años de cárcel.

El fiscal de materia, Gonzalo Chacón, quien lleva adelante el proceso investigativo, manifestó que el operativo de la Policía se realizó a las 23:00, es decir, minutos después de que reventaron cachorros de dinamita y bombas molotov en la sede de la Central Obrera Boliviana (COB) y de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, logrando arrestar al grupo.

“Se los aprehendió en inmediaciones de las calles Santa Cruz y Murillo. Estaban las seis personas reunidas. Al ver a los efectivos de la Policía, quisieron escapar, pero se procedió a arrestarlos. Se les preguntó por qué estaban caminando a esas horas de la noche. Se pusieron nerviosos y se los encontró cachorros de dinamita y bazucas de fábrica artesanal”, manifestó.


Los aprehendidos son cuatro varones y dos mujeres. La Fiscalía aún no ha podido establecer si estas personas tienen alguna responsabilidad sobre el supuesto atentado a las sedes sindicales.

“El hecho aún está en investigación. El caso sucedió la noche del jueves y estamos a menos de 24 horas para poder afirmar si hay conexión. Pero estamos a la espera de la imputación por el delito de portación ilícita de armamento y de presentarlos ante el juez de Instrucción”, declaró Chacón.