Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce demandó este martes a la Policía Boliviana que los hechos registrados en 2019 no vuelvan a suceder nunca en el país, en referencia al motín que protagonizaron los uniformados en medio de la convulsión social por las elecciones generales anuladas por fraude y que dejaron al MAS fuera del poder.

Lo que pasó el año pasado no debe volver a ocurrir en nuestro país”, afirmó el mandatario en el acto de graduación de nuevos agentes de la Anapol, asegurando que “esta época histórica tiene un horizonte de visibilidad”, que es la “reconstrucción de la patria”.

Enfatizó que los nuevos policías son parte constituyente del reto de devolver el futuro a Bolivia, recalcando que se retornará a una “vida digna y soberana”, a tiempo de exigir que los policías no olviden que se deben a la población.

Nunca más se debe dar la espalda al pueblo boliviano, porque a ellos nos debemos, porque de ellos venimos. Ningún árbol sobrevive sin raíces y ningún ser humano sobrevive lejos de su pueblo”, aseveró Arce.

El discurso:


Instó a que el ejercicio de las funciones policiales esté enmarcado en el respeto a la institucionalidad, la Constitución Política del Estado (CPE), la ley orgánica de esa institución y los reglamentos internos de la Policía.

“Nunca deben olvidar sus raíces, de dónde vienen, porque de esta manera siempre se darán cuenta que todos y cada uno de los integrantes de la Policía Boliviana provienen del seno mismo de nuestro pueblo”, subrayó.  

Comentarios