Escucha esta nota aquí

 Al celebrarse 86 años del cese de hostilidades de la Guerra del Chaco, el presidente Luis Arce dijo que el pueblo boliviano y paraguayo se enfrentaron en una guerra fratricida por los intereses de dos transnacionales petroleras y de las oligarquías de esa época.

Arce atribuyó la contienda bélica a la disputa de las empresas Standard Oil y Shell por la riqueza que había en la región. 

"Una guerra que se llevó miles de vidas de bolivianos y paraguayos, ahora recordamos con dolor las circunstancias en que se dio el cese de hostilidades de una guerra fratricida que enfrentó a dos países hermanos considerados como Estados más débiles y económicamente pobres ", expresó el Jefe de Estado e su discurso.

Arce acompañado de los ministros de Defensa, Edmundo Novillo, y de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, llegaron a Villa Montes para encabezar este lunes el 86 aniversario de la contienda bélica, entre el 9 de septiembre de 1932 y el 12 de junio de 1935.

El mandatario señaló que la nacionalización de los hidrocarburos comenzó a labrarse en la Guerra del Chaco, donde bolivianos provenientes de todos los rincones del país despertaron esa conciencia colectiva para generar la rebelión de las clases populares.

Al acto protocolar de homenaje asistió también la embajadora del Paraguay en Bolivia, Terumi Matsuo de Claverol.

La diplomática afirmó que hace 86 años se firmó el protocolo de paz que es el nuevo comienzo y avance en la integración de dos países que impulsan la cooperación bilateral.

"Esta es una muestra de hermandad de Paraguay y Bolivia con importantes acuerdos y que serán aún mayor con el ingreso pleno de Bolivia al Mercosur", señaló Matsuo en el acto de homenaje del cese de hostilidades.


Comentarios