Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce Catacora afirmó este lunes que el motín de noviembre de 2019 afectó gravemente la imagen de la Policía Boliviana y les ordenó a sus integrantes nunca más arrancar de sus uniformes la Wiphala, como sucedió en medio de las protestas que desencadenaron en la renuncia de Evo Morales.

Durante el acto de homenaje por los 195 años de creación de esa institución, el jefe de Estado envió un duro mensaje a los uniformados, instando a que exista una “profunda reflexión” para “encarar transformaciones estructurales” que nunca más aparten a esa instancia de su pueblo.

La Policía nunca más debe cortar, quemar ni pisar un símbolo patrio, nunca más debe estar enfrentada al pueblo humilde del cual proviene y al cual debe servir (…) La Wiphala es un símbolo de nuestra plurinacionalidad, de la complementariedad, del consenso, de la identidad y del equilibrio en nuestras diferencias y semejanzas. Es símbolo de resistencia”, apuntó Arce.

Recordó que la Constitución establece que la Policía no delibera ni participa en acción política partidaria, por lo tanto, señaló que la entidad del orden debe regirse en los principios de “servicio al pueblo boliviano, la honestidad, la disciplina, el respeto a la institución y a la democracia, así como la fidelidad al gobierno constitucional democrática y legalmente constituido”.

Sus declaraciones:



Pidió que cada agente del orden se pregunte qué clase de institución quiere, enfatizando que se requiere de una Policía “institucionalizada, especializada, descolonizada y despatriarcalizada”, que tenga reconocimiento nacional e internacional, además, que sea garante dela seguridad de su población.

“¿Qué ocasionó la participación de algunos efectivos policiales en el golpe de Estado en cuanto a la imagen institucional? En una encuesta realizada por Celag entre el 20 de abril y el 11 de mayo de este año, en los nueve departamentos del país, 
la Policía Boliviana tiene cerca del 60 por ciento de negatividad en la opinión pública”, informó el mandatario.

Arce solicitó “gran patriotismo” a los uniformados, exigiéndoles que no se sometan a “intereses foráneos”. “Requerimos una Policía que esté a la altura del momento histórico que vivimos, caracterizado por la construcción de un Estado Plurinacional digno, soberano, sin racismo ni discriminación, que lleve la tricolor y la Wiphala con el mismo orgullo en su uniforme”, demandó.

Comentarios