Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce denunció este lunes que las protestas que se registran en algunas regiones del país pretenden crear las condiciones para un nuevo “golpe de Estado” e instó a los “pueblos del mundo” estar alertas sobre los acontecimientos en el país.

“La conspiración antidemocrática no ha sido derrotada con las elecciones del año pasado, vuelve a alzar la cabeza, provocando disturbios y la desunión entre bolivianos, para crear las condiciones de un nuevo golpe de Estado, que, de prosperar, echaría por tierra toda nuestra lucha por impulsar las acciones que hemos anunciado. Llamamos a los pueblos del mundo a estar alertas, porque la lucha de un pueblo es la lucha de todos los pueblos”, dijo.

Arce, que participó del encuentro mundial de los pueblos por nuestra madre tierra, realizado en La Paz, rechazó el paro y las movilizaciones contra el proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y la “persecución política”.

“Todas las acciones y esfuerzos que realizamos en nuestro país corren el riesgo de diluirse y paralizarse, porque afectan intereses económicos de los privilegiados de siempre”, recalcó el jefe de Estado.

El acto:


En otra actividad, por el aniversario de Pando, el mandatario atribuyó a una “minoría” la medida de presión, garantizando que nunca más volverá a suceder algo similar a lo vivido en 2019, cuando el MAS dejó el poder.

“No volveremos a los periodos nefastos de nuestra historia, como fue el golpe de Estado de 2019, o como el que pretenden abrir nuevamente unas minorías que solo conciben democracia cuando las mayorías están silenciosas y excluidas de la participación política en nuestro país, eso nunca más volverá a suceder”, afirmó.

Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Potosí son las ciudades en las que se registran puntos de bloqueo y amagues de enfrentamiento. También se realizaron masivas movilizaciones de gremiales contra la norma que quedó paralizada en el Senado.

Comentarios