Escucha esta nota aquí

En su informe de gestión, el presidente Luis Arce destacó el crecimiento del Producto Interno Bruto del 9,4%, así como el superávit comercial y, entre otros, la lucha contra el coronavirus a través de la vacunación y de pruebas gratuitas masivas.

En su extenso informe, Arce afirmó que el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 9,4% debido a que el Gobierno  puso en marcha una serie de medidas económicas como el pago del Bono Contra el Hambre, la creación del fideicomiso SiBolivia para sustituir las importaciones, el Fondo Concursable de Inversión Pública (Focipp) y otros que impulsaron este  crecimiento económico.

“A partir del cuarto trimestre de 2020, cuando asumimos el Gobierno nacional, esa profunda crisis muestra un retorno paulatino hacia un horizonte positivo reflejando los resultados de las medidas implementadas, y en el segundo trimestre de 2021 ya Bolivia registra un crecimiento acumulado del PIB del orden del 9,4%”, resaltó el mandatario.

Recordó que durante el segundo y tercer trimestre de 2020, el país tocó fondo pues hubo una caída pronunciada acumulada del producto de -12,9% y -12,6%, respectivamente. 

Dijo que el gobierno de Jeanine Áñez intentó restituir la República colonial y el modelo neoliberal para "saquear" el Estado y sus recursos naturales. “La contracción histórica del PIB, no vista desde 1953, inició el cuarto trimestre de 2019 con la irrupción del orden constitucional. En efecto, al tercer trimestre de 2019 el crecimiento registraba un 2,6%, el cuarto trimestre de 2019 cerró con un crecimiento del producto de 2,2% ya evidenciando el menor ritmo de crecimiento en la economía y ante la carencia absoluta de política económica, rápidamente la desaceleración se tradujo en un proceso de estancamiento en el crecimiento del PIB”, explicó.

Entre otras medidas sociales que implementó el Gobierno, está el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF), el Régimen de Reintegro en Efectivo del IVA, fideicomiso SIBOLIVIA de Bs 911 millones para sustituir las importaciones, se creó un Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública (FARIP) por un monto de hasta Bs 2.000 millones para reactivar proyectos de inversión pública en gobiernos locales y se restituyó el crédito de vivienda productiva y de interés social a tasas de interés accesibles para la población.

Asimismo, se implementó la política de devolución de aportes a las AFP, se creó el Fondo Concursable de Inversión Pública (Focipp) de Bs 1.500 millones para los gobiernos autónomos municipales e indígena originarios campesinos y otras medidas que tuvieron un impacto positivo en la población.

Superávit comercial

En cuanto al superávit comercial, Arce informó  que este llegó a $us 1.576 millones debido a un repunte de las exportaciones que alcanzaron a un promedio mes de $us 866 millones, entre noviembre de 2020 y septiembre de 2021.

“A partir de noviembre 2020 se logró una mayor dinamización de las exportaciones, en promedio mensual ascendieron a $us 866 millones, que posibilitaron un superávit comercial de $us 1.576 millones (entre noviembre 2020 y septiembre 2021), no vista desde 2014”, señaló el mandatario en su informe de un año de gestión ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Recordó que durante los 11 meses del "régimen de facto" se exportó en promedio mensual $us 580 millones, con un saldo comercial deficitario acumulado de $us 359 millones (entre noviembre 2019 y octubre 2020).

Explicó que el error de la política económica fue apostar por las exportaciones cuando el mercado mundial estaba en crisis. “La receta neoliberal de libre mercado no funcionó. Por otra parte, con las medidas de cierre de fronteras, ralentizaron las importaciones de bienes que durante este periodo ascendieron en promedio mensual a $us 610 millones, que se explicó también por una menor demanda de insumos y bienes de capital, producida por el paro de los proyectos estratégicos de inversión pública”, indicó.

Pandemia

En cuanto a la lucha contra el coronavirus, Arce dijo: “Pasamos de confinamientos y restricciones a la movilidad: a una oferta amplia y masiva de pruebas de diagnóstico, al tratamiento temprano y al inicio del proceso de inmunización con vacunas aprobadas internacionalmente”.

Describió los esfuerzos y logros en los 12 meses  de su gestión. Dijo que se redujo sustancialmente el índice de letalidad y se logró un esperanzador avance en la vacunación.

El manejo de la pandemia en 2020 estuvo caracterizado por altos índices de letalidad acompañados de un número elevado de casos positivos y un nivel insuficiente de pruebas. (...) En contraposición, en noviembre de 2020 ya en nuestro Gobierno, se adopta una estrategia, se pasó de una tasa de letalidad de 6,2 % en la primera ola, acontecida durante el régimen de facto, a una letalidad que no superó el 2,7% en la segunda y tercera olas.

El mandatario enfatizó en que, desde enero de este año hasta la fecha, el país recibió más de 15,2 millones de vacunas de las que se aplicaron ya 7,9 millones. Además,  remarcó que se adquirió 4.043.525 pruebas de diagnóstico, entre PCR y antígeno nasal, por lo que quedan aún más de dos millones disponibles en 2.576 puntos de atención habilitados en los nueve departamentos.

Relaciones internacionales

Asimismo, en su informe, el mandatario afirmó que Bolivia se aisló internacionalmente y perdió terreno en materia de relacionamientos bilaterales con algunos países con los que había alcanzado legitimidad, situación que fue revertida durante un año de su gestión.

“El gobierno de facto aisló al país internacionalmente, sin legitimidad y ante los cuestionamientos internacionales opto por la descalificación y la agresión verbal como política, deteriorando la relación con varios países como México, Argentina, España, Cuba, Rusia y China”, sostuvo Arce.

Criticó que, en ese período se logró desmantelar el servicio exterior que se había construido por más de una década y despidió a casi el 90% del personal de Cancillería, lo que impidió ejercer una administración eficiente; se alineó a la política exterior de los Estados Unidos y dejó de lado la política externa digna y soberana que se había consolidado.

Comentarios