Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce considera que existen indicios que demostrarían que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, “coadyuvó” en el supuesto “golpe de Estado”.

Mediante su cuenta en Twitter, el mandatario se pronunció ante la tensa sesión del Consejo Permanente de ese organismo internacional, cuando hubo un minuto de silencio por las víctimas de las “masacres” de Sacaba y Senkata.

“Es indignante que @Almagro_OEA2015 haya pedido un minuto de silencio por las víctimas de las masacres de Senkata y Sacaba, en el Consejo Permanente de la OEA. Hay indicios que él coadyuvó al golpe de Estado de 2019 en #Bolivia, por lo que su actitud constituye en una grave impostura”, afirmó el jefe de Estado.

Durante la reunión virtual que se registró el miércoles, Almagro señaló: “queremos justicia y una investigación ajustada al estado de derecho para las masacres que ocurrieron en Bolivia, todas las masacres, estas últimas y las anteriores también”.

Ese pronunciamiento generó una dura reacción del Gobierno nacional, que, mediante su representante ante la OEA, Héctor Arce, consideró una “impostura” el comportamiento del secretario general.

El mensaje:

“Considero una gravísima impostura de una persona que ha defendido los informes que ha causado las muertes de bolivianos inocentes. El homenaje a esas personas fallecidas, a los heridos y la mejor muestra de respeto, es abrirse a una investigación, entregar los documentos que se le han solicitado para que los países revaliden su discurso”, dijo el exministro de Evo.

Una auditoría de la OEA a las elecciones de octubre de 2019 evidenció irregularidades que precipitaron la dimisión de Evo Morales a la Presidencia, en medio de una crisis política que deparó la asunción transitoria de Jeanine Áñez. Actualmente el MAS promueve un proceso judicial para determinar a los responsables del “golpe”.

Comentarios