Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce afirmó este jueves que “los golpistas ya no tienen argumentos para defenderse”, en referencia a los hechos registrados en Bolivia durante la crisis política de noviembre de 2019.

Durante la sesión de honor de la Asamblea Departamental de La Paz, por el 16 de julio, Arce dijo que el apoyo internacional de gobiernos y de Organizaciones No Gubernamentales (ONG`s) de Estados Unidos (EEUU) ocasionaron que el MAS salga del poder con la renuncia de Evo Morales.

“La verdad sale a la luz, hoy los golpistas ya no tienen argumentos para defenderse, el golpe de Estado contó con un decidido apoyo internacional de varios gobiernos y de ONG norteamericanas, disfrazadas de plataformas, y de suministro de armamento y munición para la represión, como es el caso de los anteriores gobiernos de Ecuador y Argentina”, expresó el mandatario.

Señaló que el departamento paceño registró una severa disminución de su actividad económica durante la administración transitoria de Jeanine Áñez y  que durante todo ese periodo la población vivió momentos de incertidumbre.

Su discurso:

“De noviembre de 2019 a octubre de 2020 el pueblo boliviano vivió en zozobra y sintió en carne propia lo que sintieron nuestros mártires, vivir en destierro en nuestra propia tierra, en pandemia y sin Gobierno”, afirmó Arce.

Finalmente, recalcó que “gracias a la lucha, conciencia y unidad del pueblo boliviano, que reconquistó la democracia, que nos permitió recuperar el Gobierno con más del 55 por ciento de la votación, todos estos proyectos de La Paz están siendo reactivados en función de los objetivos de nuestro modelo económico”.

Actualmente en el país existe un proceso de investigación promovido por el MAS por el supuesto “golpe de Estado”, que involucra a la exjefa de Estado, sus exministros y jefes policiales y militares; a la par de eso, también se indaga el arribo de armamento desde Argentina en días previos a la dimisión de Morales.

Comentarios