Escucha esta nota aquí

En su primer acto oficial ante una de las tres fuerzas armadas, el presidente Luis Arce Catacora dejó atrás la consigna del “patria o muerte” ante los oficiales de la Escuela de Comando y Estado Mayor Naval y restituyó los dos saludos de los jefes de Estado hasta antes del Gobierno de Evo Morales.


“Escuela de Comando y Estado Mayor Naval, buenos días”, lanzó el Jefe de Estado, y recibió como respuesta: “Buenos días, señor Presidente”. “Subordinación y constancia”, volvió a lanzar, “¡Viva Bolivia!”, cerraron los militares, antes de iniciarse el acto de egreso y clausura del año académico de la Escuela de Comando de la Fuerza Naval.


Hasta ahora existía el debate sobre si debía reponerse la consigna del “patria o muerte” que había instaurado el gobierno de Evo Morales. El 17 de noviembre el nuevo ministro de Defensa, Edmundo Novillo abrió la polémica al manifestar que la consigna acuñada por el dictador cubano Fidel Castro en 1960 no debía ser satanizada. Desde la salida de Morales del poder, la arenga fue eliminada de todos los actos oficiales de las FFAA.


Este fue el primer acto oficial al que concurrió el mandatario en las FFAA desde que asumió el mando y todos esperaban el tipo de saludo que usaría para dirigirse a las tropas.


CIDH


En su discurso, Arce Catacora destacó el trabajo de las FFAA en el primer mes de gobierno que cumplió y les pidió que  colaboren con las investigaciones que realiza la CIDH sobre los sucesos de Sacaba y Senkata.


“Quiero decirles de manera sincera a la institución de las Fuerzas Armadas que no es posible evadir ni eludir la justicia, que como gobierno y Estado boliviano estamos obligados, por mandato de  nuestra Constitución y las leyes, a contribuir, proporcionando la información para esclarecer los sucesos ocurridos con las muertes en la pasada gestión”, dijo Arce.


Según el presidente, el anterior gobierno “mal utilizó” a las Fuerzas Armadas y las puso frente al pueblo boliviano porque había intereses de grupos de personas que buscaban el poder para beneficiarse y enriquecerse. “Estos hechos tienen como resultado decenas de personas fallecidas en esos hechos luctuosos (…) por eso está en Bolivia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que tiene la misión fundamental de investigar”, subrayó.


El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia), que está conformado por seis personas, realiza el trabajo de visita de campo a todos los lugares donde se produjeron hechos de violencia y recogerán los testimonios en los siguientes seis meses.


 

Comentarios