Escucha esta nota aquí

Lo que debía ser el festejo por la llegada del mayor cargamento, hasta el momento, de vacunas contra el coronavirus a Bolivia, se convirtió ayer en una lucha de posicionamiento en la campaña electoral. El aeropuerto Viru Viru fue escenario de un hecho inusual. Mientras el presidente Luis Arce recibía las 500.000 dosis procedentes de China flanqueado por los candidatos del MAS a la alcaldía y la gobernación, afuera, la alcaldesa interina y candidata por SPT, Angélica Sosa, denunciaba que no le habían permitido el ingreso a la pista de aterrizaje. Tampoco entró Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Sedes, dependiente de la Gobernación.

La autoridad municipal llegó antes de las 6:00. Ingresó hasta la terminal aérea, pero no permitieron su paso desde la puerta 5 hasta el área de carga internacional donde se encontraban las otras autoridades a la espera del cargamento de vacunas.

Si bien el equipo de comunicación de Sosa pudo ingresar, a ella la retuvieron por alrededor de 20 minutos. Finalmente ingresó, pero tuvo que caminar unos 300 metros, porque no le autorizaron entrar en su vehículo.

Ya en el lugar, tampoco fue invitada a pasar adelante, junto a autoridades nacionales, y tuvo que conformarse con presenciar el acto entre el público. El regreso a la terminal aérea fue lo mismo, a pie.

De ahí, la alcaldesa interina se dirigió hasta las oficinas de Epidemiología del Sedes, donde finalmente recibió las vacunas, junto con autoridades de salud del departamento. Se puso overol de bioseguridad y se subió al camión cuando fue captada por los fotógrafos en esa operación.

Sosa indicó a EL DEBER que la información de arribo del vuelo de Boliviana de Aviación (BoA), que trasladó este lote de vacunas anticovid Sinopharm a Santa Cruz de la Sierra, era pública.

“Como alcaldesa de la ciudad capital y en representación de los más de dos millones de cruceños del área metropolitana que aguardan con esperanza la vacunación para evitar más contagios y reactivar su economía, mi obligación es coordinar y ejecutar el plan de vacunación, como siempre lo hemos hecho desde el primer y segundo nivel de salud”, dijo Sosa.

La alcaldesa interina y candidata por Santa Cruz Para Todos (SPT) relató que cuando llegó al lugar le dijeron que no estaba en la lista de personas autorizadas a ingresar a Viru Viru. “Sin embargo, los candidatos políticos del MAS a la Gobernación (Mario Cronenbold) y a la Alcaldía (Adriana Salvatierra) se encontraban en este acto que es de todos los bolivianos”.

La autoridad municipal indicó que esta acción está siendo utilizada como bandera política para beneficiar a los candidatos del MAS, ya que, en ambos casos, las encuestas no los favorecen.

Sepa el pueblo cruceño que no me voy a dejar faltar el respeto con nadie. Desde diciembre pido autorización para comprar las vacunas que necesitan con prioridad más de 600.000 personas en nuestro municipio porque son de mayor factor de riesgo. No me autorizan. Ahora llegan las vacunas y nos impiden recibirlas. No coordinan”, dijo Sosa.

Al respecto, Joaquín Monasterio, secretario de Salud de la Gobernación coincidió con Sosa indicando que el Gobierno está utilizando la llegada de las vacunas como parte de la campaña electoral del MAS y que se demuestra claramente con todo lo que ha significado el plan estratégico que tienen para el Covid-19, que incluye las pruebas de antígeno nasal.

“En el lugar estaban (Mario) Cronenbold, (Adriana) Salvatierra y los movimientos sociales. Era un acto totalmente político y, a raíz de eso, en la conferencia de prensa, yo fui claro al decirles que su plan estaba bien, pero que había ajustarlo a la realidad. Nos tienen que dar recursos humanos porque estamos en un sistema totalmente en crisis y no podemos hablar de coordinación pidiendo que nosotros pongamos la plata. Esa es una función del Gobierno”, dijo Monasterio.

El secretario de salud de la Gobernación afirmó que en el aeropuerto también se encontraban profesionales que forman parte del Colegio Médico paralelo, que presidía el actual ministro de Salud, Jeyson Salas.

Según las encuestas de intención de voto, Cronenbold se ubica en un segundo lugar con el 30,2% en la carrera por la Gobernación de Santa Cruz. Está por debajo de Luis Fernando Camacho, Creemos, que tiene el 61,8% de apoyo.

En el caso de Salvatierra, candidata del MAS a la Alcaldía, solo cuenta con el 9,6%, ubicándose en el cuarto lugar en la intención de votos, por debajo de Sosa, Gary Áñez y Jhonny Fernández.

Sobre lo ocurrido en Viru Viru, Cronenbold indicó que la entrega de las vacunas era un acto público y que no se necesitaba credenciales para estar en él. “Pero hay un error ahí. Estamos en Warnes. El aeropuerto está en Warnes, pero igual, la alcaldesa, todos son bienvenidos”, dijo el candidato del MAS.

Cronenbold dijo que el equipo de Protocolo de la Presidencia define quiénes debían ingresar. Admitió que hubo un error.

Reacciones

Roly Aguilera, candidato a la Alcaldía por Demócratas, calificó el hecho como una falta de respeto hacia Santa Cruz y un desaire a su gente, representada por sus autoridades locales, por parte del Gobierno central. “Otra vez el MAS abusa del poder. No puede politizar las vacunas, salvar vidas es una obligación. No dejan ingresar a las autoridades de salud y dejan a los candidatos del MAS cuando esto es una cuestión sanitaria y no política. Faltan a la ética”, reprochó Aguilera.

El expresidente del Estado Jorge ‘Tuto’ Quiroga también cuestionó el proceder del Gobierno central con la distribución de las vacunas.

“Cierre de campaña electoral Masista en #Bolivia: politizar vacunas y perseguir a contrincantes: @ManfredBolivia en CBBA a @LuisFerCamachoV en SRZ a @AdrianOlivaTja en TJA a @EvaCopa_Bol en el Alto. Mientras MAS arremete, @TSEBolivia calla. Esto es burlarse del elector#, escribió el también excandidato presidencial en su cuenta de Twitter.

Entrega de obra

La agenda de Arce en Santa Cruz no concluyó con el arribo de las vacunas. El presidente también estuvo en la inauguración del viaducto Warnes-Santa Cruz de la Sierra. En el acto también estuvo el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, al igual que Cronenbold y Salvatierra, quiénes hasta el cierre de esta edición, no subieron nada a sus redes sociales sobre la llegada de las vacunas.

Gestión embarrada

Como una falta de respeto y una afrenta a la institucionalidad cruceña es lo que observa el politólogo José Orlando Peralta lo sucedido ayer en el aeropuerto Viru Viru.

“La entrega de un bien público con recursos fiscales es una gestión que tiene que hacerla todo Gobierno. El hecho de no dejar que esté presente el Sedes, que es una instancia técnica que dirige la campaña contra el coronavirus en el departamento, es un abuso de poder”, indicó.

Para Peralta, la alcaldesa interina tiene una investidura institucional que también merece respeto, “a pesar de que también está en campaña”.

En tercer lugar, analiza que conceder prioridad a sus candidatos es un favorecimiento. “El Gobierno está intoxicando la gestión pública con la campaña de cara a las elecciones”, dijo Peralta.

Comentarios