Escucha esta nota aquí

En la revisión de los primeros seis meses de su gestión a la cabeza del país, Luis Arce Catacora puso énfasis en el gobierno de Jeanine Áñez, para quien aseguró están dadas todas las garantías para el debido proceso: “pese a lo que hayan hecho se merecen un juicio justo, pero que no se victimicen”. También dijo que los derechos humanos que le brindan en prisión ya parecen privilegios.

Estas declaraciones las expresó este sábado en el canal Bolivia TV, en una entrevista que brindó a cinco periodistas de medios estatales impresos, televisivos y digitales.

El mandatario comenzó la charla respondiendo preguntas personales, tales como el tiempo que le dedica a la familia, de qué equipo es hincha y cuál es su plato favorito.

Al entrar en el balance de este medio año de gestión se dedicó a señalar los hechos ocurridos en el gobierno transitorio de Jeanine Áñez desde su punto de vista.

Ese fue el rasgo común a lo largo de toda la entrevista, insistió en que Áñez encabezó un Gobierno de facto, afirmaciones que fueron apoyadas por los mismos periodistas en cada una de sus intervenciones.  

Detenciones

“La verdadera paz vendrá con justicia, no se puede pacificar sin justicia, ha habido muertos y gente torturada y si no se resarce todo ese daño, es idealista pensar en eso”, mencionó el presidente, respecto a la detención de exautoridades, entre ellas, Añez y los exministros Rodrigo Guzmán y Álvaro Coimbra.

Arce reiteró que el pedido de justicia “se lo hizo el pueblo” durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2020.

“El pueblo boliviano, en octubre de 2020, decidió; esa voluntad tiene que respetarse, vamos a responder a todos los intentos de desestabilización, con gestión y resultados”, añadió.

Economía

El exministro del área económica durante el Gobierno de Evo Morales, mencionó el bono contra el hambre y el impuesto a las grandes fortunas como algunos de sus aciertos para reactivar la economía del país e insistió en que el anterior Gobierno amplió la brecha entre ricos y pobres, figura que, según él, se ha revertido.

“La redistribución equitativa del ingreso permitirá tener más empleo y más ingresos, porque recuperaremos la economía”, aseveró.

 “Al margen de lo económico y, en la medida que pasen los meses, la población va a notar que la situación va a ir mejorando”, aseguró.

“Tenemos cinco años para reconstruir la economía y recuperar el tiempo perdido”, dijo el presidente, al momento de referirse a una serie de proyectos que, afirmó, su Gobierno va a encarar, entre ellos, la industrialización del hierro del Mutún y de la energía eléctrica y la exportación del gas.

Arce no solo se dedicó la mayor parte de la entrevista a culpar al gobierno de Áñez de los problemas económicos que arrastra el país, sino que también minimizó el impacto de la pandemia en la economía nacional, al indicar que el ‘descalabro’ ocurrió de noviembre de 2019 a marzo de 2020 y no durante los primeros meses de la crisis sanitaria.

Covid-19

Al momento de referirse al problema de la distribución de las vacunas contra el coronavirus, indicó que debe atacarse el problema estructural, un asunto que no implica solamente a Bolivia.

“No se trata de decir ‘nosotros vacunaremos a los ricos y será nuestro problema o nosotros vacunaremos a los pobres y será nuestro problema’. No es así, se trata de resolver el problema estructural de la distribución de las vacunas. No es un capricho, no es un tema ideológico, es un tema real”, expresó el mismo presidente de Bolivia, que el 9 de abril dijo en Tarija: “Hemos mandado vacunas para el pueblo y los médicos, no para las familias de los ricos, no para la oligarquía tarijeña”.

Medios

Acerca del rol de los medios de comunicación, Arce pidió que se brinde información fidedigna y real de lo que está pasando en el país.

“En su momento, hubo cuestionamientos a los medios, que veíamos con mucha preocupación. Durante la pandemia, había cadenas que solo informaban parte de la realidad. Entonces, eso no estaba bien, porque es el sector que transmite la información a la gente”, reclamó el presidente que, en ningún momento de la entrevista fue confrontado con alguna pregunta por parte de los cinco periodistas que lo acompañaron; por el contrario, todas las interrogantes fueron en tono generoso y complaciente.

Anhelo

“Me gustaría que se me recuerde como un presidente que trabajó por los humildes, con un modelo económico que dio buenos resultados”, finalizó Arce Catacora.


Comentarios