Escucha esta nota aquí

El relevo del Comandante de Ejército en la Casa Grande del Pueblo sirvió también para observar un giro en el discurso del Gobierno respecto de las FFAA. Este miércoles, el Presidente, Luis Arce, lanzó un piropo político a la institución castrense y les agradeció por apoyar las investigaciones de los sucesos de 2019 y 2020.


“El Gobierno nacional le está muy agradecido al Alto Mando Militar por haber aportado y contribuido, (así como) proporcionando la información que se le ha solicitado por las instancias competentes en las investigaciones del 'golpe de estado' y el 'gobierno de facto' de los años 2019 y 2020”, sostuvo el mandatario en su discurso central.


Hubo dos instructivos del Gobierno, el primero para que los militares faciliten la información al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y luego con la petición a cerca del ingreso de los pertrechos policiales desde Argentina.


También, Arce agradeció "la información proporcionada sobre el tráfico del material bélico desde la república de Argentina hacia nuestro país, que se diera a conocer por los medios de comunicación”, les dijo el Presidente.


Por esa actitud, según Arce, el pueblo de Bolivia sabrá reconocer la colaboración que prestaron los jefes castrenses y también recordó que en la justicia ordinaria están los procesos que pretenden encontrar a los autores materiales e intelectuales de los sucesos de noviembre de 2019 en Sacaba, Cochabamba y Senkata, El Alto.


Actualmente hay una docena de jefes militares presos por esos dos hechos, principalmente, los ex jerarcas del Alto Mando revelaron información reservada a cerca de movilización de tropas y qué tipo de armas usaban en ese entonces.


“Estamos seguros que nuestro nuevo Alto Mando Militar va a estar consciente del papel y el rol que debe desempeñar en este sentido y en respuesta a un pueblo boliviano que quiere olvidar el pasado para volver a retomar la confianza en nuestras Fuerzas Armadas”, señaló Arce.


Hasta el momento, no existe un ascenso de los jefes militares y policiales; en el caso de los militares hay un recurso ante el TCP que invalidaría los ascensos que se produjeron en el gobierno de Jeanine Áñez y en el caso de los policías, hay una ley de ascenso a generales que aguarda en el Senado.

Comentarios