Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce afirmó este martes que existen “malos bolivianos” que nuevamente buscan tocar las puertas de recintos militares para generar desestabilización, tal como sucedió en 2020, cuando colectivos ciudadanos exigían la intervención de los uniformados frente al Colegio Militar de Aviación en Santa Cruz.

La máxima autoridad nacional, que participó del 98 aniversario de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) en la ciudad de El Alto, instó a los uniformados a nunca más volver a prestarse para hechos como sucedió en 2019, cuando desde la repartición castrense se sugirió la renuncia de Evo Morales.

Los malos bolivianos quieren intentar tocar nuevamente las puertas de los cuarteles, pero las Fuerzas Armadas y el pueblo construiremos una Bolivia con independencia económica y políticas plenas”, dijo el jefe de Estado.

Destacó que la Wiphala ocupe un espacio dentro de uniforme de los militares, junto a la tricolor, y aseguró que la participación y el consenso son piezas fundamentales en su Gobierno.

El discurso:


“El papel que la estrategia de la ultraderecha nacional e internacional le asignó a las Fuerzas Armadas en el ‘golpe de Estado’ de 2019 no debe repetirse nunca más”, remarcó el jefe de Estado.

Recalcó que “las Fuerzas Armadas han sido fundamentales para avanzar en la construcción de una sociedad democrática, a pesar de las contradicciones y las tensiones que son normales, y deben seguir desempeñando ese rol”.

Comentarios