Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce pidió esta jornada “disculpas ajenas” por las obras paralizadas en Beni, mientras que la exmandataria, Jeanine Áñez, consideró ese gesto como un “sello del cinismo”, pues el MAS estuvo 14 años en el poder y, a su juicio, esa región sigue olvidada.

La polémica surge en medio de la conmemoración de los 178 años de fundación de ese departamento. El jefe de Estado acudió a los actos protocolares y comprometió la reanudación de importantes proyectos.

“Tenemos hospitales, carreteras y escuelas que han quedado inconclusas por el quiebre histórico que hemos tenido en la gestión de gobierno. A todos los benianos disculpas ajenas por el perjuicio, disculpas ajenas por no haber continuado con el desarrollo”, ironizó esta jornada la máxima autoridad nacional.

La respuesta no se dejó esperar, Áñez, que es oriunda de Beni, posteó en su cuenta en Twitter: “¡¡¡El sello del cinismo!!! ¡14 años en el poder y nuestro departamento olvidado! Memoria selectiva, un año de gobierno con 7 meses de pandemia que paró a Bolivia y al mundo y viene con el discurso de "disculpas ajenas", ¡¡¡debería darle vergüenza!!!”.

Antes de la conclusión del mandato de la exmandataria, los equipos para un hospital en Trinidad fueron retirados por falta de pago. En su momento ella responsabilizó a la Gobernación y a sus ministros por no haber hecho el seguimiento respectivo.