Escucha esta nota aquí

Desde que Luis Arce Catacora llegó a la Casa Grande del Pueblo la dieta cambió. En el comedor presidencial se sirve comida sana, rica en vegetales y frutas. “Evito los carbohidratos”, afirmó el mandatario en el encuentro que sostuvo ayer con un grupo de periodistas de varios medios nacionales.

Arce fue diagnosticado con un cáncer de riñón en 2017, cuando era ministro de Economía, cargo al que renunció para seguir su tratamiento en Brasil. En 2018 anunció su recuperación y en 2019 retomó su cargo hasta las elecciones de noviembre de ese año.

“Me voy a cuidar no solo estos cinco años, sino que quiero tener más años de vida para disfrutar a mis nietos. Quiero salir a disfrutar de mi familia después de estos cinco años”, afirmó el jefe de Estado.

Chequeos

Arce anunció que viajará a Brasil en noviembre para hacerse un chequeo anual de su estado de salud. En diciembre del año pasado hizo un viaje similar para realizar, según dijo, seguimiento a su recuperación.

“Este es un examen de rutina, recordarán que hace un año estuve saliendo del país justamente para hacerme un chequeo médico, todos los años me lo estoy haciendo. Es un examen de rutina y esperemos que todo, como hasta ahora, salga bien. Estoy bien, pero siempre la prevención es la mejor medicina”, dijo Arce en 2020 antes de emprender ese viaje.

Ayer, contó que para su recuperación enfrentó un tratamiento de quimioterapia y para hacer el seguimiento a su salud envía regularmente a Brasil los resultados de las muestras de sangre “para ver cómo están los triglicéridos”

En la reunión con los periodistas que tuvo lugar en la Casa Grande del Pueblo, el mandatario también reveló que no ha dejado de jugar básquet, un deporte que práctica desde sus años universitarios. “Creo que voy a hacer canchas de básquet en vez de canchas de fútbol”, bromeó al aludir al estilo que mantuvo Evo Morales durante su gobierno.

El estilo de Arce, en cambio, no está vinculado con grandes concentraciones o asambleas con las bases de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS). Ayer reveló que tiene un intercambio académico constante con economistas de varios países para evaluar los indicadores. “No se puede avanzar mucho con la pandemia. Hay que esperar que deje de llover para construir”, ejemplificó.


Comentarios