Ocurrió en la inauguración del noveno congreso departamental del MAS Santa Cruz. Se sentaron juntos, se dieron la mano, pero utilizaron sus discursos para competir frente a la militancia. Arce demandó unidad y Evo criticó el manejo económico

19 de marzo de 2023, 4:00 AM
19 de marzo de 2023, 4:00 AM


Distanciados hace meses, al presidente Luis Arce y al jefe del MAS, Evo Morales, no les quedó más que sentarse lado a lado en Yapacaní. No era para menos, se celebraba el congreso departamental de Santa Cruz de ese partido; es decir, la plaza más apetecida por cualquier aspirante a presidente en las próximas elecciones nacionales y ambos compiten por ese espacio en 2025.

Los ataques a la derecha fueron el pretexto, pero los mensajes se los dirigían entre ellos. Luis Arce habló de unidad como condición básica para ganar a la derecha y puso énfasis en su propio triunfo en 2020,como apropiándose del MAS-IPSP del tiempo en que Evo Morales salió del país.

En cambio Evo, recordó la fundación del MAS y la nacionalización de los hidrocarburos.

Arce habló de la derecha que “levanta cabeza en Santa Cruz” y Evo Morales habló de cómo trabajar con los empresarios cruceños para mejorar la situación económica. 

El momento más tenso ocurrió cuando Morales disparó: “¿Sabe hermano Lucho?, no estamos tan bien económicamente”. Luis Arce estaba a su lado en la testera y el presidente levantó las cejas como reacción a la crítica de quien había confiado en él para manejar las finanzas del país desde el inicio de su mandato.

Evo llegó a las 12:30 al coliseo en Yapacaní, el mandatario poco después de las 14:00. Al encontrarse se saludaron de manera fría y distante. Al terminar el discurso del presidente, Evo sólo le dio la mano, mientras Arce avanzó con una palmada en el hombro en lo más parecido a un abrazo.

 Intercambiaron algunas palabras cuando los pusieron lado a lado y al despedirse, otra vez se dieron la mano, y mientras Lucho se acercó a una mujer que le entregó un presente, Morales se retiró rápidamente de la testera.

Evo, como máxima autoridad del partido, fue el último en discursear.

 “Nuestros congresos no son solamente para ver quién será el dirigente, sería tan importante, por ejemplo en la comisión económica, pueda debatir la situación económica en el nuevo orden mundial y puede proponer a nuestro hermano presidente, a nuestro Gobierno, cómo poder salvar Bolivia”.

Ahí se ‘sinceró’: “¿Sabe hermano Lucho? No estamos tan bien económicamente, qué vamos a sugerir, qué nuevas políticas sociales para la gente humilde, para la gente pobre. Estoy viviendo en el campo y veo de cerca, un viejito, una viejita de más de 60 años, hijos profesionales se han ido a la ciudad, y el viejo y la vieja abandonados. Y sólo viven hermano Lucho con la Renta Dignidad. Sin ella, pobres abuelitos”. Luego, Morales propuso: “Hay algunas personas que reciben jubilaciones muy altas. Esos sectores hasta se jubilan con el 100% de su sueldo. Habría que ver cómo buscar cierto equilibrio y crear el segundo aguinaldo para la gente de tercera edad por ejemplo. Es cuestión de hacer números, atender a la gente pobre, para eso es nuestro instrumento político”, dijo.

Antes, Luis Arce en su discurso no había mencionado ni por asomo alguna crítica a Morales. Por el contrario, exhortó a la unidad.
“Así como en 2020, cuando habían proscrito al masista, cuando odiaban al masista, pretendieron sacarnos de todo juego político. Nos perseguían, nos enjuiciaban. Pero todos juntos, unidos, con una sola voz, en octubre de 2020 le dijimos No a la derecha y aquí está el masismo que vuelve a Santa Cruz y que vuelve a gobernar”, dijo Arce.

Al finalizar, dijo: “Yo simplemente desearles en este congreso el mejor de los éxitos. Estamos seguros que vamos a salir con un elemento central invaluable, una condición sine qua non para el éxito es la unidad, la unidad del instrumento político, unidad de nuestras organizaciones sociales, la unidad del pueblo, la unidad es el requisito para ganarle a la derecha”.

Morales replicó: “La unidad no se habla, la unidad se hace compañeras y compañeros. Mucha paciencia para hacer unidad. Seremos sinceros. Unos dicen unidad, pero renovación, fuera vieja rosca. Esa no es unidad, unidad es estar viejos y jóvenes. Hay malos viejos, y buenos viejos. Hay malos jóvenes y buenos jóvenes. Unidad es de todos. Con la unidad hemos recuperado nuestros servicios básicos”.

Evo insistió con el tema económico y planteó que el MAS es un partido radical contra el imperialismo, además de demandar que los programas y políticas lleven a inyectar nuevos recursos y evitar políticas de contracción económica que hacen daño a la gente humilde o pobre. Por eso, sugirió que estos temas vuelvan a debatirse al interior del MAS.

El acto duró algo más de una hora. Los masistas cruceños elegirán ahora a su directiva.