Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Paz, Iván Arias, acudió este martes a la Fiscalía para declarar por una denuncia por supuesta discriminación. A su salida denunció que buscan cansarlo para “asaltar” la administración edil.

“No hay nada justiciable, incluidos los supuestos acusadores señalan que nunca hubo discriminación de mi parte, pero esto forma parte de un plan más grande, que es acosar, cansar, asediar para asaltar, eso buscan, montarnos un montón de casos, porque lo que no ganaron mediante las urnas pretenden ganar mediante la Fiscalía”, afirmó.

La causa fue abierta por la Defensoría del Pueblo por persecución política y vulneración a los derechos humanos cuando Arias era ministro de Obras Públicas, según expuso el exgerente de Mi Teleférico y excandidato a alcalde por el MAS, César Dockweiler.

“Por qué no nos dejan trabajar, esta persecución nos quita tiempo, pero como he dicho, voy a dar la cara, he entrado con fuerza, he llevado flores para regalar a las fiscales, porque a pesar de todos los problemas los bolivianos y paceños debemos mirar el futuro con optimismo”, agregó el burgomaestre.

Sus declaraciones:


Contra Arias existen otros procesos por presunta designación irregular de funcionarios cuando era colaborador de Jeanine Áñez. Actualmente la autoridad está arraigada y tuvo que pagar una fianza de 30.000 bolivianos.

El alcalde suma siete procesos en su contra. Este último se reactivó de oficio por la Fiscalía y data de diciembre de 2020. “Los bolivianos viviremos en paz, justicia y libertad. No nos doblegarán”, acotó Arias en su cuenta en Twitter.

Comentarios