Escucha esta nota aquí

La consigna fue pedir elecciones nacionales y para ello la Federación Agropecuaria Provincial de Comunidades Interculturales de Caranavi lanzó una convocatoria a la población para que se concentre y realice una movilización este martes. Esta situación fue tomada por el Gobierno como un atentado contra la salud de la población pues se da en medio de una emergencia por el coronavirus que a la fecha se ha confirmado en tres personas en ese municipio paceño.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, que además es delegado presidencial para La Paz, adelantó que pedirá a la Fiscalía y al Ministerio de Justicia tomar las acciones penales correspondientes en contra de los dirigentes de la federación al considerar que es inaudito el hecho de que se piense en política antes que en la salud de la comunidad.

Dentro de las exigencias que hacían los movilizados también estaba el pedido de la abrogación del decreto 4232 que habla del uso de transgénicos y se reclamaba por una escasez de carburantes. 

"La situación en Caranavi es preocupante (...) debemos tener el mayor cuidado posible, pero no, aquí priman los intereses políticos y prima la presión porque los que marchan son gente obligada bajo sanción. Estos dirigentes están pensando más en su interés político antes que la salud de su pueblo, esto es totalmente criminal”, manifestó Arias a radio Panamericana.

La autoridad también recordó otro episodio relacionado al tema salud ocurrido la semana pasada en Caranavi, en donde un grupo de vecinos  irrumpió en una cuarentena que médicos y enfermeras realizaban para pedirles que se retiren del municipio.

Varios días después y tras recibir el compromiso de las autoridades de brindar las garantías necesarias para no volver a ser blanco de hostilidades y se les permita realizar su labor, los trabajadores en salud retomaron sus funciones.


Comentarios