Escucha esta nota aquí

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, llamó “timoratas” las acciones del presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero. Juzga que ponen en peligro la democracia del país, porque supuestamente no defiende la independencia de ese órgano y permite que otros poderes lo manipulen, señala un comunicado de esa cartera de Estado.

“Esas acciones timoratas del señor (Salvador Romero) están poniendo en peligro la democracia, expresado en el voto popular”, manifestó Arias, a tiempo de recordar que las decisiones del TSE son inapelables y no deberían estar discutiéndose en estrados judiciales, en referencia al caso de la habilitación o no de Evo Morales como candidato a senador del MAS por Cochabamba.

El TSE inhabilitó en febrero a Morales por incumplir el requisito de residencia permanente en Bolivia, pero su defensa presentó un amparo constitucional y todavía esa habilitación está en suspenso, porque hace dos días la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz empató en votos y ese dictamen debe ser resuelto por un vocal dirimidor que se conocerá en las próximas horas.

En ese sentido, remarcó que Romero, desde su cargo, debe devolver al TSE la credibilidad y la independencia, restituyendo la democracia, la transparencia y la confianza de los bolivianos, pero "no para que sea dócil" al poder de algunas exautoridades.

Aseguró que supuestamente se deja manipular por la Asamblea Legislativa, porque, según Arias, no era necesario una Ley para modificar el plazo de las elecciones generales programadas para el 18 de octubre, precisando además que el Ministerio Público iniciará procesos penales a quien intente modificar o cambiar (nuevamente) la fecha de los comicios.