Escucha esta nota aquí

Luego de prestar su declaración por el caso gases lacrimógenos, el alcalde de La Paz, Iván Arias Durán, afirmó que los decretos que avalaron la compra de los gases en el gobierno de Jeanine Áñez tuvieron el respaldo de la Ley 400 que fue promulgada en el gobierno de Evo Morales.


“Se firmó un decreto tras cumplir todas las formalidades, se aprobó que compren gases lacrimógenos según la ley sancionada durante el gobierno de (Evo) Morales, no se aprobó un decreto para que un exministro se corrompa, en ese marco hice mis declaraciones”, dijo el Alcalde al salir de las oficinas de la Fiscalía.


Según la Fiscalía, Arias y otros 23 exministros de Jeanine Áñez serán convocados a declarar en calidad de testigos por la firma de tres decretos que avalaron la compra de gases lacrimógenos. Los decretos 4090 del 3 de diciembre de 2019; el 4116 del 12 de diciembre de 2019; y el 4168 del 28 de febrero de 2020 son los que están en investigación. El monto que se investiga es de Bs 40.068.000 para la compra del material.


Ley 400


Las declaraciones de Arias hacen referencia a la Ley de Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados (Ley400) de 2013, la norma que regula la importación y tenencia de armas o explosivos. Esta ley entrega el monopolio de la importación de explosivos al Ministerio de Defensa. Pero en este caso, el que realizó toda la gestión fue el Ministerio de Gobierno, donde Murillo era el actor central.   


De hecho, en 2019 el gobierno de Morales había autorizado la compra de equipo antimotín y la compra se iba a realizar a la empresa Cóndor, por el valor de Bs 2 millones. Pero después de los conflictos de octubre y noviembre, la compra alcanzó la cifra de $us 5,3 millones, gestionados por el entonces ministro Arturo Murillo.


El alcalde paceño fue el primero en presentarse a declarar por este bullado caso, anteriormente fue citada la Canciller del Estado, Karen Longaric, pero a través de su abogada solicitó prestar su declaración por vía internet ante la imposibilidad de encontrarse en el país.


Las declaraciones del burgomaestre paceño se iniciaron a las 12:15 y se extendieron hasta las 14.30. “Vamos a acudir las veces que sea necesario declarar”, afirmó, tras cruzar la puerta principal del edificio del Ministerio Público.


“Nosotros hemos firmado un decreto que establece que se compre en el marco de una ley (400); lo que nosotros nos estamos enterando —gracias a una investigación de un organismo federal de los Estados Unidos— es que hubo irregularidades”, precisó.



Comentarios