Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Paz, Iván Arias, afirmó este miércoles que la “Gran marcha de la paceñidad” será de “regocijo” por la abrogación de la Ley 1386, pero advirtió que la protesta, también será contra el paquete de leyes inconsultas que el Gobierno pretende aprobar en la Asamblea Legislativa.

“El Gobierno la promulga (de abrogación de la Ley 1386) generando otro punto de crispación, entonces la marcha de esta tarde, a las 16:00, va a ser de regocijo por el logro conseguido, pero también de advertencia al Gobierno para que no vuelva a aprobar leyes inconsultas y se abra al diálogo”, dijo el burgomaestre.

El alcalde de La Paz también exigió al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, seguridad para los paceños que participarán de la movilización pacífica, desde distintos puntos de la ciudad hacia el centro de la urbe, para que no sean víctimas de los grupos de choque afines al MAS.

“Estoy viendo por redes sociales que se están preparando grupos de choques del MAS, grupos paramilitares; yo le pido al ministro de Gobierno (Eduardo del Castillo), que garantice la seguridad de la gente que va a protestar pacíficamente, con lo que cerraremos esta etapa de conflictos en el país y en La Paz”, agregó.

Arias destaca que el pueblo boliviano consiguió la abrogación de la norma y exige diálogo al Gobierno. “El pueblo ha logrado hacer retroceder una Ley (1386) que la llamamos maldita, pero también es una advertencia porque hay otras leyes que el Gobierno en vez de entrar en proceso de diálogo, como dijo un dirigente del mismo MAS, se están cocinando, cuando todos los alcaldes y universidades estábamos dispuestos a sentarnos en una mesa para discutir la norma que ahora es la Ley 1407”, observó.

La Asamblea de la Paceñidad, que contó con la participación de 120 organizaciones sociales, resolvió el lunes realizar una “gran marcha” el miércoles en demanda de la abrogación de la Ley 1386, la restitución de los dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional y la anulación de otras normas impuestas sin consenso por el MAS.

Comentarios