Escucha esta nota aquí

Este jueves, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, adelantó que solo cuando existan las garantías necesarias para los trabajadores en salud que han sido replegados debido a las agresiones sufridas en diversas partes del país, se considerará su retorno a sus respectivos municipios.

“Los vamos a devolver (a los médicos y trabajadores de salud) luego de que las juntas vecinales, municipios, las organizaciones campesinas, colonizadores y todos garanticen cuidar la vida de los que cuidan la vida”, aseguró.

Son más de 110 personas las que fueron replegadas, incluidos médicos y enfermeras que salieron acompañadas de sus familias, luego de sufrir agresiones, en algunos casos de bloqueadores y en otros de pobladores. 

Este grupo fue alojado en el centro de aislamiento del hotel ex Radisson por que "la vida de un médico vale tanto, como la vida de un comerciante".

Además de Caranavi, en los últimos días se ha dado el repliegue, debido a agresiones, de profesionales en salud de los municipios de Eucaliptos (Oruro), Yapacaní (Santa Cruz), y de los cochabambinos Punata, Cercado, Tiraque, Arani, Cliza y Tarata.

Agresión en Caranavi

Han pasado dos días desde que pobladores de Caranavi amenazaron al personal de salud y los intimidaron para pedirles que se retiraran de una cuarentena de prevención que los profesionales cumplían. 

El Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes La Paz) calificó el hecho como un "violento atentado" que tuvo una "actitud delincuencial" de parte de los pobladores.