Escucha esta nota aquí

Mientras se realiza la Asamblea de la Paceñidad, que define una posición de 120 organizaciones ante el paquete de leyes resistidas por la sociedad civil, un grupo afín al MAS se acercó a la Alcaldía paceña y se enfrentó a golpes con otros representantes de organizaciones opositoras al Gobierno que se reunieron para esperar las conclusiones de la reunión. 





La Policía intervino y dispersó a los dos bandos con gases lacrimógenos. La tensión en el centro de la ciudad continúa.

Con 120 representantes de las organizaciones sociales,  el alcalde Iván Arias inauguró la tarde de este lunes la Asamblea de la Paceñidad que analiza un paquete de normas, entre ellas la Ley 342 del Plan de Desarrollo Económico y Social 2021-2025, y tiene el objetivo de constituirse en garante de la abrogación de la Ley 1386, prometida por el presidente Luis Arce.

Junto al alcalde de La Paz, en la testera, se encuentra la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal; el presidente de la Confederación de Cooperativas de Bolivia (Concobol), Braulio Arguedas; el presidente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz, René Ballivián; el representante del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade); además de mineros, gremiales, choferes, entre otros dirigentes.

También participan autoridades de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), plataformas sociales, empresarios, comités cívicos, asociaciones comunitarias, diputados, concejales y legisladores nacionales y departamentales, entre otras. 

Ante un salón lleno de representantes, el alcalde Arias pidió un minuto de silencio por el campesino potosino fallecido la semana pasada en las movilizaciones en contra de la Ley 1386.

Afuera de la Alcaldía se apostaron centenares de personas que esperaban los resultados. Un grupo afín al MAS se acercó y se registraron los enfrentamientos que llevaron a la gasificación. La tensión continúa.


Comentarios