Por cámaras, el Senado sesionó en 21 ocasiones, mientras que los diputados solo en siete a pesar de las 11 convocatorias. Los asambleístas se reunieron ayer, pero no lograron aprobar ninguno de los tres puntos de la agenda ni el receso de medio año

19 de junio de 2024, 4:00 AM
19 de junio de 2024, 4:00 AM

De enero a junio de este año, la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) sesionó en tres oportunidades y el Estado erogó Bs 31,2 millones para pagar los salarios de 332 legisladores, entre senadores y diputados, titulares y suplentes.

En tanto, de las arcas del Estado salieron Bs 141.546 para pagar los seis meses de sueldo del presidente nato de la Asamblea Legislativa, David Choquehuanca, quien gana desde este año Bs 23.591 por mes. Se trata de la remuneración más alta en ese Órgano del Estado.

De las tres veces que sesionó el Legislativo en este año, Choquehuanca la dirigió en dos ocasiones. Andrónico convocó una, precisamente, la del 6 de junio, cuando se validaron las leyes contra la prórroga de los magistrados. Esa sesión no fue reconocida por la bancada leal al presidente Luis Arce y hay un recurso de nulidad contra el Tribunal Constitucional.

Los legisladores de las dos cámaras lograron instalar la sesión de ayer, pero al cabo de tres horas y media de debate previo no se logró validar el receso ni los otros dos puntos de la agenda.

David Choquehuanca planteó que el receso legislativo comience el 7 de julio y, además, que el trabajo de las comisiones mixtas continúe hasta concluir la selección de candidatos a magistrados.

Sin embargo, después de 20 minutos dio por suspendida la sesión porque los partidos no presentaron las listas de legisladores que estarán en comisión mientras dure el receso de medio año.

Así concluyó la segunda sesión que fue convocada en este 2024 por David Choquehuanca. La primera fue el 16 de febrero para aprobar la ley de convocatoria para el proceso de preselección de candidatos a magistrados del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional. Allí hubo unanimidad y se dio tras bloqueos y protestas por la prórroga de magistrados.

La segunda sesión no fue convocada por Choquehuanca, sino por Andrónico Rodríguez, cuando ejerció como presidente de esa instancia. Fue el jueves 6 de junio.

Y la sesión de ayer fue la segunda convocada por Choquehuanca en los seis meses de este año. En diciembre de 2023, la autoridad también llamó a sesión con un orden del día muy parecido al actual porque llamó a los legisladores para decretar receso de fin de año. Ayer también los convocó con este propósito del receso.

Dietas y productividad

La Asamblea Legislativa consta de dos cámaras: Senadores y Diputados, una independiente de la otra, pero que cumplen un mismo trabajo establecido en 23 puntos del artículo 158 de la Constitución Política del Estado.

Entre sus principales atribuciones está el “dictar leyes, interpretarlas, derogarlas, abrogarlas y modificarlas”. Además de preseleccionar a los candidatos para la conformación del Tribunal Constitucional y de las tres instancias que forman el Órgano Judicial.

Por esta tarea, los senadores titulares tienen un sueldo mensual de Bs 23.311 y los suplentes ganan Bs 8.000, por una semana al mes que ellos trabajan en reemplazo de sus titulares. En este monto se considera el aumento del 3% que decretó el presidente Luis Arce, el 1 de Mayo, pero con carácter retroactivo a enero.

Al mes, el sueldo de los 36 senadores titulares le cuesta al Estado Bs 839.196 y en seis meses la suma asciende a Bs 5.035.176.

En tanto que los senadores suplentes (36) tienen un sueldo de Bs 8.000, lo que representa al mes un total de Bs 288.000  y en seis meses la suma es de Bs 1.728.000.

En total, entre senadores titulares y suplentes, el Tesoro General de la Nación destinó, el primer semestre de 2024, la suma de Bs 6.763.176 bolivianos para pagar los sueldos de los 72 legisladores de esa cámara.

De ambas instancias legislativas, en estos seis meses, el Senado es la cámara que realizó más sesiones con 21 hasta la fecha, de acuerdo con las convocatorias publicadas en sus cuentas oficiales de redes sociales.

En tanto, los diputados titulares, tienen un sueldo mensual de Bs 23.310.  Ganan un boliviano menos que sus colegas, los senadores. Y el sueldo de los suplentes oscila en unos Bs 8.000 por una semana al mes que ellos trabajan en reemplazo de sus titulares.

Al mes, el sueldo de los 130 diputados titulares le cuesta al Estado Bs 3.030.300 y en seis meses la suma asciende a  Bs18.181.800.

En tanto que los diputados suplentes con su sueldo de Bs 8.000, representan un gasto mensual de Bs 1.040.000  para el dinero público, y en seis meses la suma es de Bs 6.240.000.

Una sola sesión por mes

En este tiempo, esta entidad camaral tuvo el rendimiento más bajo de los últimos años siendo que su presidente Israel Huaytari convocó a 11 sesiones de las cuales siete fueron suspendidas y solo sesionaron seis, es decir, una sesión por mes.

Entre diputados titulares y suplentes, el Tesoro General de la Nación destinó en el primer semestre de 2024, la suma de Bs 24.421.800 para pagar los sueldos de los 260 legisladores de esta cámara.

En total, el monto para pagar los sueldos de los 332 legisladores, entre senadores y diputados, titulares y suplentes, en los primeros seis meses de este 2024, asciende a Bs 31.184.976.

70% en salarios

La falta de acuerdos y diálogo ha sido una constante en la Asamblea Legislativa. Solo cuando validaron su presupuesto lograron acuerdos y dieron luz verde a una norma para garantizarse el pago de sus salarios entre noviembre de 2023 y noviembre de 2024, que representa el 70,5% del presupuesto (al que se le debe sumar salarios de los otros administrativos), que es de Bs 350.2 millones.

Polémica sesión

Ayer, por primera vez la bancada arcista del MAS logró una reunión de sus integrantes y decidió desconocer la séptima sesión de Asamblea Legislativa del 6 de junio y, por otro lado, reconocieron a Grover García, elegido en El Alto, como nuevo jefe partidario.

El presidente de la Cámara de Diputados, Israel Huaytari, prometió más coordinación, pero al final, no lograron el respaldo suficiente para completar la agenda.

Además del receso, los legisladores deberían revisar una norma observada por Arce para la dotación de agua y saneamiento para Potosí y Sucre. También debía validar una ley en favor de las víctimas de las dictaduras.

Recursos
Como no había pasado en los dos años anteriores, en este 2024, Arce estableció, a través de un decreto, el incremento de salarios para los legisladores.

Agenda
En la Cámara de Diputados aún existen más de 100 leyes estancadas por falta de acuerdos, entre ellas varios préstamos contratos a organismos internacionales.

Proceso
La pasada semana, la Cámara Baja sesionó y validó varias normativas para favorecer contratos mineros y una carretera entre Yapacaní y el Norte Integrado que provocó un bloqueo de caminos por más de siete días y pérdidas por el cierre de válvulas de suministro de gas.