Luz y Álvaro cumplen una condena de 30 años de cárcel por el descuartizamiento del joven en El Alto. La familia de la víctima teme que sea una excusa para fugar

22 de noviembre de 2022, 10:05 AM
22 de noviembre de 2022, 10:05 AM

Luz Maya Rubí Peralta y Álvaro Roberto Salinas, condenados a 30 años de cárcel por el asesinato de Anakin Pedro Tancara Suárez, tramitan una salida judicial para contraer matrimonio, ante el Tribunal Tercero de Sentencia en lo Penal de la ciudad de El Alto.

Los dos jóvenes, que descuartizaron a su víctima, en agosto de 2021, piden dejar momentáneamente las cárceles de Miraflores y Chonchocoro, para realizar los trámites necesarios para recabar los documentos que les permitan una boda civil.  

“Señora jueza, como es de conocimiento de su digno tribunal que su autoridad preside, nuestras personas guardan detención preventiva en la presente causa, a tal efecto tenemos por objeto presente continuar con un proyecto de vida común entre ambos de forma sostenible, por ello hemos decidido contraer matrimonio civil”, dice parte del documento presentado ante la instancia judicial.

Desde la familia de la víctima se teme que el trámite sea una excusa para fugar. “Mi abogada solicitó al Ministerio de Gobierno tomar recaudos, que más pueden esperar para dos sentenciados, que ya saben cuál es su futuro, solamente utilizar la visita conyugal y planear una fuga ambos o de lo contrario la muchacha va a embarazarse para obtener los privilegios que viene con el embarazo”, dijo Milton Tancara, padre de Anakin.

“Nuestras personas necesitan realizar trámites personales administrativos en el Servicio de Registro Cívico (Sereci). (...) solicitar a vuestra autoridad se sirva autorizar salida de nuestras personas para el día 22 de noviembre de 2022”, agrega la nota.

El lunes 30 de agosto de 2021, Anakin salió de su casa para ir a la Universidad Pública de El Alto (UPEA) a rendir un examen y luego a encontrarse con Luz, quien según las investigaciones era su exenamorada. Después de ese día, el universitario desapareció y su cuerpo fue hallado dos días después, descuartizado y envuelto en cinco bolsas.