Escucha esta nota aquí

Con el objeto de precautelar el normal abastecimiento de productos importados en el mercado nacional, especialmente los vinculados a combatir la pandemia del Covid-19, la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B) anunció que seguirá aplicando el Plan de Incentivos a través del paquete de servicios “Facilítate”, por el cual los importadores continuarán accediendo a una tarifa cero en el servicio de despacho directo de contenedores.

“Dada la coyuntura de la pandemia y entendiendo las necesidades de nuestro país, la ASP-B mantendrá la política de costo cero a la modalidad de despachos directos de contenedor”, dijo el gerente ejecutivo de ASP-B, Marwin Flores, según un comunicado oficial de la entidad estatal.

La modalidad de incentivos que aplica actualmente la ASP-B entró en vigencia el 3 de febrero de 2020. Esto implica, adicionalmente, la implementación de servicios digitales de atención directa al cliente para la planificación en tiempo real de faenas, la generación económica en el ámbito logístico de territorio boliviano, que a la fecha registra un efecto muy importante en la economía nacional.

Durante el mes de junio la ASP-B efectuó movimientos de carga sostenibles, haciendo un total de 64.014 toneladas de importación realizadas por puertos tradicionales y alternativos.

El puerto de Arica efectuó un movimiento de 62.451 toneladas en el mes de junio, un 5,6% menos que el anterior mes de mayo en el que movilizó 66.220 toneladas. En Antofagasta los operadores de comercio exterior movilizaron un total de 277 toneladas de importación, demostrando un repunte del movimiento a pesar de las dificultades impuestas por la pandemia, considerando el incremento de carga en relación a mayo con la movilización de 132 toneladas.

En el caso experimentado en puertos habilitados por Bolivia en la República del Perú, por puerto de Ilo, ASP-B movilizó 1.085 toneladas, un 11,52% superior en junio respecto a mayo que registró 972 toneladas. Matarani experimentó un decremento del 45,11% contemplando el movimiento de carga de 199 toneladas en junio y 364 toneladas en mayo.

Estos datos, más allá de cambiante flujo en incrementos o decrementos de mercaderías, a criterio del gerente ejecutivo de ASP-B, evidencian la confiabilidad de los operadores de comercio exterior en los puertos tradicionales y alternativos habilitados con la finalidad de continuar apostando al desarrollo financiero nacional.