Escucha esta nota aquí

Las autoridades judiciales de Beni se vieron obligadas a suspender la audiencia cautelar del gobernador del departamento, Fanor Amapo Yubanera, por falta de un traductor del idioma cavineño, lengua nativa de la autoridad beniana. Amapo es acusado de supuesta corrupción.

La autoridad, que llegó a la Gobernación por el Movimiento Al Socialismo (MAS), pidió declarar en su lengua madre, situación que complicó al fiscal de materia de Trinidad, Marcelo Flores, por lo que primero decidió realizar contactos para buscar un traductor en Trinidad, pero ninguna persona quiso realizar ese trabajo.

Ante esa situación y al no encontrar traductor, se determinó suspender la audiencia para el viernes 30 de abril a las 9:00 en la Fiscalía. Amapo, oriundo de la comunidad Puerto Cavinas, es acusado de una serie de delitos, entre ellos, incumplimiento de deberes, malversación, conducta antieconómica y uso indebido de influencias, entre otros.  

Antes de pedir declarar en cavineño, Amapo ya estaba en calidad de aprehendido por un proceso que le sigue el abogado Ariel Vicente Córdova y otros también por supuesta corrupción, incumplimiento de deberes y enriquecimiento ilícito.

“Se ha podido identificar que miembros de la Gobernación de Beni, a la cabeza de Fanor Amapo, han desviado recursos para pagar servicios y contrataciones que no existen y tampoco están respaldadas”, afirmó Córdova. Agregó que la denuncia también es en contra de personas que coadyuvaron con Amapo para cometer el delito financiero.

Por su parte, Katherine Menacho, abogada defensora de Amapo, indicó que el gobernador se presentó a declarar de manera voluntaria por un proceso distinto por el que se ejecutó su aprehensión; sin embargo, aclaró que no asiste al detenido en dicho proceso.

Amapo tiene varios procesos en su contra por corrupción e incumplimiento de deberes. Destacan el que le sigue la Asamblea Legislativa Departamental, el sector salud e incluso funcionarios de la misma Gobernación que han demandado a Amapo por falta de pago de salarios retrasadas.

Es una constante ver en las afueras de la Gobernación de Trinidad a grupos de personas que reclaman por falta de pago. Se debe a proveedores y empresas privadas que exigen la cancelación de deudas de meses pasados.

La detención de Amapo ocurre a cuatro días de la culminación de su mandato, que asumió en noviembre de 2019 en lugar del también masista Álex Ferrier, que renunció al cargo. El 3 de mayo asumirá en su lugar el gobernador electo, Alejandro Unzueta.

Comentarios