Escucha esta nota aquí

Autoridades del Gobierno nacional acompañarán esta jornada el ingreso de más de 100 bolivianos por Pisiga, población fronteriza entre Chile y Bolivia. Se aplicarán estrictos controles médicos ante la pandemia del coronavirus.

La canciller Karen Longaric explicó, mediante su cuenta en Twitter, que, junto al ministro de Defensa, Fernando López, se trasladarán a esa localidad para supervisar el cumplimiento de los protocolos durante el ingreso de los compatriotas.

“Quienes ingresen cumplirán los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y seguirán estrictas reglas sanitarias para garantizar la seguridad de todos los bolivianos” (sic), adelantó la ministra de Relaciones Exteriores.

Una gran cantidad de compatriotas permanecían en Huara, localidad en territorio chileno, realizando gestiones para volver al país, ante la difícil situación que atraviesa la vecina nación, golpeada por el virus.

En la víspera el titular de Defensa anticipó que ninguna persona ingresaría a Bolivia ni por cielo ni por tierra, debido al Estado de Emergencia Sanitaria dictado por la presidenta Jeanine Áñez, que contempla el cierre frontal de las fronteras.

Comentarios