Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Jeyson Auza, admitió que las vacunas anticovid están por agotarse, pero dijo que el problema de la falta de los inmunizadores no solo es de Bolivia, sino de todo el mundo y el Gobierno boliviano busca cómo materializar la llegada de estas dosis.


Vamos a poner los máximos esfuerzos en conseguir la mayor cantidad de vacunas en el menor tiempo posible y cuando las tengamos vamos a acelerar el proceso de administración. Si  van a faltar las vacunas, le diremos al país”, dijo el ministro.


De acuerdo con los reportes de las regiones, los centros de vacunación cerraron porque se agotaron las dosis que se aplicaban a las personas de la tercera edad. Auza dijo que las dosis aplicadas por día fueron creciendo, de 32 mil inicialmente, a 40 mil diarias.


El Gobierno desplegó puntos de vacunación en los nueve departamentos con atención continua desde las 08:00 pero no lograron satisfacer la demanda.


El Gobierno no tiene la confirmación del embarque de 200 mil vacunas Sputnik V que deberían llegar “en los próximos días”. Asimismo, espera que, hasta el 15 mayo, aproximadamente se pueda confirmar el arribo de un millón de vacunas Sinopharm.


Sin embargo, el expresidente y jefe de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, lanzó críticas a la falta de vacunas. “Indignante e insólita es la improvisación y poca seriedad del gobierno que anuncia que se acabaron las vacunas y tenemos que esperar una semana para reanudar el proceso. Propaganda, mentiras y mucha incertidumbre en un tema que sigue causando muertes, crisis y temor.  #VacunasYa!”, señala el tuit del exjefe de Estado.


Ayer, los empresarios privados, luego de su congreso pidieron al Gobierno que les autorice a realizar la compra de vacunas y coadyuvar en la solución de la crisis de suministro. Los privados creen que pueden acceder a vacunas a través de empresas y no de los gobiernos como se realiza actualmente.




Comentarios