Escucha esta nota aquí

Si bien el presidente Luis Arce Catacora sostuvo, al calor de un discurso de campaña electoral en Tarija, que las vacunas dispuestas por el Gobierno (entre las que hay donaciones de China y del mecanismo Covax) son para el 'pueblo' y para el personal de salud y no así no para las familias de los ricos o la oligarquía tarijeña, el ministro de Salud, Jeyson Auza, salió a decir que el Gobierno en ningún momento manifestó un proceso de discriminación respecto a las vacunas.

"Se está vacunando a todos los que corresponde, según el Plan Nacional de Vacunación. El presidente (Luis) Arce aún no recibió la vacuna, lo hará cuando corresponda, de acuerdo a su edad. Esta es muestra de que se está priorizando la inmunización del pueblo boliviano”, expresó el ministro.

Las palabras de Arce fueron textuales: "Hemos mandado vacunas para el pueblo, para los médicos, no para las familias de los ricos, no para la oligarquía tarijeña",las  mismas que fueron calificadas como una arenga de discriminación, antidemocrática y antiética.

Sin embargo, Auza ratificó que la dosificación de las vacunas contra el Covid-19 es equitativa y destinada a toda la población vacunable del país, ante la coyuntura mundial que refleja la diferencias sociales frente al acceso a los inmunizadores y el derecho que 10 países privaron al mundo al adquirir vacunas en mayor cantidad a la que necesitan.

“Sería una miopía decir que en el mundo no se está poniendo en evidencia una total inequidad en la distribución de las vacunas. 10 países han acumulado el 80% de las vacunas y por eso hicimos nuestra denuncia internacional en su momento, no es posible que existan 60 países que no tengan inmunizadores", indicó Auza.

En esta línea, Auza apuntó que en Bolivia existen grupos de poder que están procediendo de la misma manera (que el discurso de Arce), destinando las vacunas a minorías sociales, por lo que exhortó a evitar esas acciones, ya que representan un abuso para quienes deben acceder a la vacuna de acuerdo a lo planificado. “El Gobierno en ningún momento manifestó un proceso de discriminación", reiteró.

Asimismo, el ministro pidió a los Servicios Departamentales de Salud del país acelerar el proceso de inmunización de acuerdo a los protocolos establecidos. Sólo el 51% de las primeras dosis fueron aplicadas, tenemos 49% de vacunas disponibles, por ello pedimos a los Sedes utilizarlas", remarcó.

Comentarios