Escucha esta nota aquí

Este sábado por la mañana una avioneta de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) se estrelló en una zona boscosa del departamento de Pando y dejó el saldo de seis personas fallecidas. Los pobladores de la zona acudieron al lugar del siniestro y ayudaron a sofocar las llamas de la aeronave, que quedó convertida en cenizas.

De acuerdo con el informe preliminar del Centro Especial de Investigación Policial (CEIP), dependiente del Comando de Beni, la avioneta con matrícula FAB-320 partió del aeropuerto Capitán de Aviación Selín Zeitun López, de la ciudad de Riberalta, con destino a la ciudad pandina de Cobija.


Sin embargo, apenas siete minutos después de haber despegado, la aeronave se precipitó a tierra impactando contra un árbol de almendra, en inmediaciones de la comunidad Agua dulce del departamento Pando.

El comandante de la Policía del Beni, Marcelo Vaca, informó que se desplegó a un grupo de efectivos hacia la comunidad Agua Dulce y se evidenció que los seis ocupantes del aparato perdieron la vida a causa del accidente aéreo.

Los comunarios apagaron con tierra y ramas de árboles el fuego.

La aeronave era piloteada por el capitán Freddy Suarez Téllez y tenía como copiloto al teniente Jhon Clinton Mariaca, quienes transportaban a cuatro pasajeros: José Aruni Chura, Enrique Mercado Bustillo, Walter Delgado Ugarte y Karla Romero Pérez, responsable del Programa Nacional de Dengue y Chikungunya. Todos fallecieron.  

Los comunarios de Agua Dulce relataron a los medios de comunicación que previo al siniestro, vieron a la aeronave de la FAB sobrevolar a una altura muy baja, lo cual habría sido uno de los motivos para que impacte con un árbol.

Las llamas dejaron en cenizas la aeronave de la FAB.

"La avioneta pasó bajingo por mi casa y con un ruido feo que parecía que algo iba a explotar. Después vimos a la avioneta caerse y salió harto humo (...) Fue difícil para los comunarios entrar a ayudar a los ocupantes, porque aquí todo es monte y no hay camino para entrar", relató Liliana, una de las testigos.

La mujer dijo que al llegar al lugar del accidente, notaron que la aeronave ya había sido consumida casi en su totalidad por el fuego, por lo que apagaron las llamas utilizando ramas de arboles y tierra. Añadió, que los cuerpos de sus seis ocupantes estaban calcinados.



Comentarios