Escucha esta nota aquí

Las personas mayores de 30 años pueden vacunarse contra el Covid-19 en Beni. La medida ha sido confirmada por el director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Beni, Antonio Castro. La atención se realiza en los centros habilitados para la inmunización.

En las comunidades más alejadas, las brigadas médicas acuden de manera regular e inmunizan a la población independientemente del rango de edad. "En el área rural se está vacunando a todos los grupos -sin discriminar la edad- porque es dificultoso llegar con las vacunas", señala Castro.

Por su parte, el director de planificación del Sedes, Eduardo Solares, destaca que la ampliación del rango de edad pretende "agilizar el trabajo de inmunización" y lamenta cierto rechazo por parte de la población.

"Cuesta convencer a la gente", asegura Solares. Desde la Gobernación y el Sedes se ha hecho una campaña de información para salvar la resistencia de grupos de antivacunas. "Se está trabajando mucho con la comunicación para informar sobre las medidas que evitan el contagio", corrobora.

La labor que emprende el Sedes se concentra en los municipio que mantiene una curva ascendente de casos. Trinidad, Guayaramerín y Riberalta concentran la gran mayoría de los casos.

Solares advierte que todavía se mantiene la saturación de los centros hospitalarios "para atender a los pacientes graves porque hay pocas camas". La habilitación de un segundo domo "ha permitido aliviar la saturación y se ha bajado un poco la tensión", asegura el jefe de planificación.

En las últimas semanas, se ha incrementado la llegada de pacientes procedentes del área rural que arriban  a los centros hospitalarios en situaciones complejas, incluso por el largo viaje que deben realizar  para llegar a la ciudad.

Además de las 16 camas preparadas para pacientes graves, Beni ha logrado instalar dos fábricas de oxígeno que resuelven la demanda tanto en Trinidad como en Riberalta.

Solares también enfatiza en la relevante labor que han desempeñado las brigadas médicas que recorren barrios y comunidades para ofrecer atención rápida. Durante estas visitas, se detecta los casos sospechosos para apoyar con un tratamiento en domicilio o derivar a pacientes más graves.

Comentarios