Escucha esta nota aquí

El coronavirus acecha y en el departamento de Beni escasean recursos para hacerle frente y fortalecer el sistema sanitario. Una de las principales falencias se centra en la falta de oxígeno medicinal y de insumos médicos para los pacientes con Covid-19.

Así lo informó el responsable de Planificación del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Beni, Eduardo Solares. En un contacto con EL DEBER, confirmó que el director de la entidad de salud, Juan Carlos Kuramoto, tuvo que trasladarse hasta la sede de Gobierno para canalizar recursos, ya que la Gobernación y el Sedes no cuentan con lo suficiente recursos económicos en sus arcas para hacer frente a la emergencia sanitaria.

Y es que las cifras del Covid-19 en Beni continúan en aumento. Solo en las últimas horas se detectaron 86 nuevos casos y tres muertes a causa del coronavirus. Preocupa que el sistema sanitario no cuente con infraestructura y otros sistemas para proteger a sus vecinos. 

Un ejemplo de ello es la saturación de pacientes en el Hospital Centinela, que cuenta con 30 camas para atender a pacientes y que actualmente hay 33 internados. En Trinidad tampoco cuenta con una planta propia para poner a punto los tanques de oxígeno.

Es por ello que la Gobernación canalizó un convenio con el Ministerio de Salud para enviar 194 tubos de oxígeno hasta Santa Cruz para su respectivo llenado. Se trasladaron 90 cilindros del hospital Germán Busch y 104 cilindros que prestó la Dirección Municipal de Salud, por lo que están a la espera de que esto pueda dar respuesta a la necesidades de los enfermos. Los cilindros con oxígeno medicinal aún no han llegado al Beni.

Solares explicó que también se están tomando otras medidas a través de la Atención Primaria de Salud (APS), que consiste en el desplazamiento de brigadas médicas a los hogares, para atender a los vecinos y los derivarlos a los centros de salud  en caso de detectar patologías infecciosas, principalmente el Covid-19.

El plan piloto se inició en la ciudad de Trinidad, con 60 brigadas y se prevé llegar a las provincias a partir de la próxima semana.

Autoridades sanitarias del Beni están preocupadas por el  relajamiento de los vecinos, pues no se están cumpliendo las medidas de bioseguridad. 

Solares reconoció que no hay una disciplina, sino más bien desobediencia que conlleva al aumento de infectados en seis municipios, además de la ciudad de Trinidad.

En Trinidad hay cerca de 280 funcionarios para el manejo de la emergencia del Covid-19, según un médico que prefirió mantener su nombre en reserva. A decir del galeno, existen 21 centros de salud para atender a los pacientes; sin embargo, mucha gente se resiste a ir a los nosocomios y prefiere automedicarse y quedarse en casa. "La gente no debería tener miedo ir a los centros de salud, pero sí de ir a lugares con aglomeración o fiestas donde no se respetan las normas", precisó.

Otra preocupación latente se centra en los contratos del sector salud, ya que faltaría presupuesto para renovar los contratos al personal eventual.

LEA TAMBIÉN

EDICIÓN IMPRESA

Jeanine Áñez cumple 60 días en prisión sin avances en su proceso

La defensa presentará un nuevo recurso de libertad por la detención considerada “arbitraria”

Comentarios