Escucha esta nota aquí

Beni se coloca como el segundo departamento con mayor cantidad de casos nuevos de coronavirus, durante esta semana. Santa Cruz continúa encabezando la lista. Actualmente, la atención de las autoridades sanitarias se centra en Riberalta y en Guayaramerín, pues en ambas ciudades fronterizas con Brasil los contagios se han disparado, saturando los centros de salud.

Riberalta supera los 50 casos diarios de Covid-19, mientras que Guayaramerín ha registrado más de 100 casos nuevos en apenas 3 días. Son cifras muy superiores a las que se reportaban hace un mes.​

Desde Guayaramerín, la alcaldesa Helen Goyareb lamenta el deceso diario de 4 personas por causa del Covid-19. Todo apunta a la variante amazónica P.1, que se ha extendido en el vecino país; aunque hasta ahora, mediante pruebas de laboratorio, no se ha confirmado que la nueva cepa esté en Bolivia.

El coronavirus también está golpeando a Pando. Ayer se realizó una reunión binacional para garantizar el mayor control en la frontera. La Gobernadora de Pando, Paola Terrazas, manifestó que “estamos en riesgo alto, nos hemos declarado en alerta roja”. Exige medidas más drásticas para detener el avance de la enfermedad, pues “no queremos que siga creciendo el número de contagios”.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Pando, Hugo Mendoza, explica el incremento de casos registrado en las últimas semanas. Antes se reportaban 20 contagios por día, luego pasaron a 90, la anterior semana a 120 y ahora hasta 200 casos por día.

Goyareb dice que Guayaramerín  afronta una situación similar por su situación limítrofe. “No estamos preparados para afrontar una tercera ola de coronavirus y menos en las poblaciones pequeñas donde las necesidades de salud son muchas”, dijo.

Tanto Pando como Beni han recibido ayuda del Ministerio de Salud para hacer frente a esta primera arremetida que llega desde Brasil. El titular de la cartera, Jeyson Auza anunció medidas urgentes para ayudar a estos municipios. Se han contratado 300 profesionales de salud, entre médicos, enfermeras y bioquímicos, con el fin de fortalecer el sistema sanitario. 

La ayuda también contempla la entrega de pruebas de antígeno nasal para diagnosticar Covid-19, además de vacunas anticovid. Según el ministro de Salud, a la región se entregarán 60.070 dosis contra el coronavirus.

Hasta Guayaramerín se han desplazado 40 médicos que integrarán las brigadas de atención en los pasos fronterizos. La alcaldesa asegura que no se permitirá el paso de ninguna persona “que no cuente con su prueba de negatividad”.

Además, se tiene previsto realizar rastrillajes y controles en otros puntos de acceso a la ciudad, como aeropuertos y terminales interdepartamentales. “Se trata de detectar a las personas contagiadas para ofrecerles la debida atención médica y resguardar la salud de la población”, asevera Goyareb.

Santa Cruz

La alerta por la cepa amazónica (P.1) también preocupa en Santa Cruz. Marcelo Ríos, director del Sedes cruceño, ha pedido “restricción y mayor control en las fronteras”, además de exigir el aislamiento de las personas que ingresen al país procedentes de Brasil.

Para el Ministro de Salud, estas medidas no están descartadas. “Si amerita medidas de restricción más estrictas, no nos cerramos a ningún tipo de medida que se encaminen a proteger la salud del pueblo boliviano”, afirmó. No obstante, hasta el momento el Gobierno boliviano no ha autorizado el cierre de la frontera con Brasil para frenar los contagios, tal como sugieren algunos dirigentes médicos.

La cepa brasileña se caracteriza por su mayor capacidad de transmisión y un menor tiempo de incubación. Brasil ha superado los récords de contagios en un mismo día y de fallecidos por Covid-19.

Comentarios