Escucha esta nota aquí

El Comité Cívico Pro Santa Cruz, el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos son las cuatro organizaciones que se reunieron y decidieron sumarse a las protestas que organiza la Confederación de Gremiales de Bolivia.


“Sumándonos de forma pacífica, activa y movilizada a esta protesta contra el gobierno nacional, hasta lograr la abrogación de la Ley N° 1386 y su Anexo, así como la anulación de los oficios e instructivos que han anticipado la aplicación del proyecto de Ley N° 218, que fue retirado por el Gobierno de su tratamiento legislativo”, señala el primer punto del denominado “bloque de unidad” que ya se articuló para las protestas del 10 y 11 de octubre pasado.


Este viernes, los gremiales se reunieron en Cochabamba y definieron dar un plazo hasta  el miércoles para que el Gobierno abrogue la Ley 1386 y su anexo, porque consideran que es “la ley madre” que afecta a sus actividades. La movilización de los gremiales ya logró que el Gobierno retroceda y retire el proyecto de Ley de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas del Parlamento; pero el pedido era abrogar la ley promulgada.


El segundo punto de los integrantes del “bloque de unidad” alerta a la ciudadanía que existe un “paquete de leyes” que deben ser derogadas y anular el tratamiento de dos proyectos de ley. El tercer punto pide la destitución de las actuales autoridades del Órgano Judicial y del Fiscal General para que sean reemplazadas por “profesionales probos”.


La restitución de los dos tercios en la Asamblea Plurinacional se constituye en el cuarto punto y el cese de la persecución a dirigentes políticos es la quinta exigencia de los opositores. La libertad de los que consideran como presos políticos es la sexta petición y finalmente, se pide que el Gobierno atienda los reclamos de la marcha indígena que está en Santa Cruz.


Sin embargo, el ampliado de los gremiales, realizado en la ciudad de Cochabamba, solo aprobó la exigencia de la abrogación de la Ley 1386 y su anexo; no menciona ninguno de los puntos que exponen los integrantes del “bloque de unidad”. Los gremiales ya anunciaron que reanudarán sus protestas a partir del jueves 21 de octubre.


Hasta el momento, lograron el compromiso de panificadores, transportistas, cocaleros, magisterio y fedjuves de acompañar sus medidas de presión en contra de la Ley 1386, que fue aprobada en agosto de este año y los opositores en el parlamento no alertaron sobre su gravedad; salvo el caso del senador Rodrigo Paz, quien incluso publicó un tuit donde manifestó su preocupación por las facultades que le estaban dando a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF).


  

Comentarios