Escucha esta nota aquí

Bolivia concretó este miércoles la adquisición de 5.200.000 vacunas Sputnik-V de Rusia contra el coronavirus. Un primer lote de 6.000 dosis llegará en enero y estará destinado para la “población más vulnerable y necesitada”.

El presidente Luis Arce suscribió el contrato y explicó que la aplicación será gratuita y totalmente voluntaria, y estará sumado al mecanismo Covax, donde se gestiona otra cantidad del producto, por lo que aseguró que un 80 por ciento de la población será inmunizada.

Detalló que 1.700.000 dosis llegarán a finales de marzo, similar cantidad en abril y el resto en mayo, enfatizando que se acudió de forma directa al productor sin intermediarios, para evitar cometer errores.

Ahora sí podemos decir a nuestra población, en este año nuevo, mucha salud y muchas gracias a todos ustedes”, dijo Arce a la conclusión del acto, destacando las gestiones realizadas a nivel de cancillerías.

El acto:


Mientras que el ministro de Salud, Édgar Pozo, calificó de “histórico” el convenio. “Para mí como Ministro es un día feliz, uno de los más felices de mi vida. Me siento orgulloso y emocionado porque luchar contra la enfermedad y contra la muerte es lo que hago hace muchos años”, afirmó.

La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, fue la encargada de explicar que la vacuna es eficaz y segura, y que el país cuenta con los mecanismos de conservación del compuesto.

“Tiene una cadena de frío compatible con las condiciones disponibles en el país. Hemos tenido experiencias previas sobre su tecnología, es de alta efectividad, es segura y está completando todos los pasos que se necesita”, indicó.

Los datos indican que la vacuna Sputnik-V tiene un nivel de eficacia del 91,4 por ciento, está basada en un vector viral no replicativo y se aplica en dos dosis, la segunda después de 21 días a la primera. Actualmente ya es suministrada en Argentina y en algunos países de Europa.

Comentarios