Escucha esta nota aquí

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó que hoy a las 11.00 en Miami, Estados Unidos, se desarrollará la audiencia contra Luis Berkman Littman y Bryan Samuel Berkman, quienes son los dueños de la empresa Bravo Tactical Solutions, que fue la firma intermediaria de cobrar al Estado boliviano por la compra de agentes químicos y armamento no letal. Estas personas son acusadas de lavado de activos y pago de sobornos; sin embargo, luego de pagar una fianza, se defienden en libertad.

"Es una audiencia de los señores Berkman. Entendemos que es una audiencia de continuidad del proceso judicial. Seguramente nos informaremos junto a nuestros abogados que acaban de ingresar a la Corte. Tenemos la esperanza de que este proceso avance y venimos a esta audiencia que es presencial. Que se sepa la participación de estas personas en este proceso tan bullado", afirmó Chávez en entrevista con Bolivia Tv desde Miami.

Luis Berkman Littman es amigo de infancia de Arturo Murillo. Tiene procesos en Bolivia por tráfico de armas hacia el Paraguay y estuvo preso en el penal de Palmasola en 2001, pero un juez le dio libertad a cambio del pago de una fianza. Su hijo es Bryan Samuel Berkman, quien figura como dueño de la empresa Bravo Tactical Solutions.

Ambos son juzgados en Estados Unidos por los delitos de lavado de activos y pago de sobornos. Existen evidencias que vinculan a los Berkman en el supuesto sobreprecio en la compra de gases lacrimógenos en la gestión de Arturo Murillo como ministro de Gobierno. Los dos fueron detenidos en Miami, pero luego de pagar fianza salieron en libertad. El hijo pagó medio millón de dólares y el padre $us 350.000.

Hoy se definirá la participación que tuvieron en el caso gases lacrimógenos y se decidirá si son inocentes o culpables en Estados Unidos. El bufete internacional Greenberg Traurig fue contratado por Bolivia para que haga seguimiento a los procesos. La audiencia de Arturo Murillo se postergó hasta el 9 de julio.

Comentarios